Netflix presenta un nuevo programa de certificación para postproducción de sus contenidos originales

Netflix no sólo ha retado a los canales tradicionales de televisión y a los cines con su modelo de “véelo cuando quieras y donde quieras”. También ha puesto contra las cuerdas a los productores con sus elevados estándares de calidad.

Ahora que el gigante del streaming se instala en Madrid con su primer centro de producción en Europa, conviene estar informado al máximo de las exigencias de una compañía que anunció una inversión de 8.000 millones de euros en contenido exclusivo sólo para 2018. ‘Élite’ es la próxima serie española de Netflix, mientras que ‘Las chicas del cable’ ha sido renovada por una cuarta temporada nada más estrenar la tercera. Muy esperada es la continuación de ‘La casa de papel’, la serie de habla no inglesa más vista de Netflix en el primer trimestre de 2018. En el terreno del cine, directores como Daniel Sánchez Arévalo o el casi debutante Jota Linares ruedan estas semanas las próximas películas Netflix Originals.

Desde las casas de alquiler de cámaras de vídeo hasta las empresas de catering, el sector de la producción que opera en España puede encontrarse pronto con una auténtica revolución. No sólo por el desembarco de Netflix, sino también por los planes de Movistar+ de estrenar 15 series en un año, por la fuerte apuesta de los canales generalistas en ficción seriada y por la campaña que desde hace un tiempo se viene haciendo de España como plató internacional de rodaje. Hasta algunos productores confiesan tener dificultades para encontrar técnicos disponibles con tanta producción en marcha.

Corría 2014 cuando Netflix decidió rodar todos sus contenidos originales en 4K, con el objetivo de que sus producciones sean lo más perdurables en el tiempo posible y de ofrecer la mejor experiencia de usuario del mercado. Entre sus requisitos de producción, se encuentra que la cámara tenga sensor 4K UHD, algo a lo que casas que proveen de equipamiento como aclamrental.cat ya están prestando atención. Más todavía ahora que Movistar+ ha anunciado que comenzará a comercializar un nuevo descodificador en 4K y se prevé una demanda de contenido en la máxima calidad de imagen.

En este mismo mes de septiembre, Netflix ha puesto en marcha la Post Technology Alliance, para la que ha contado con empresas de cuatro categorías: cámaras, edición creativa, corrección de color y codificación. Adobe, Arri, Blackmagic Design, RED, Panasonic, Sony… son sólo algunas de las marcas que Netflix ha reclutado como vía de comunicación con productores y creadores para establecer una especie de guía técnica para sus producciones originales. “Así los artistas podrán centrarse en lo más importante: la narrativa” asegura la compañía.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.