Netflix rueda en Cataluña el filme ‘El practicante’, dirigido por Carles Torras y protagonizado por Mario Casas

- Publicidad -

‘El practicante’, la nueva película original de Netflix, protagonizada por Mario Casas y dirigida por Carles Torras (‘Callback’), se está rodando en diferentes localizaciones de Barcelona, Badalona y Lleida y su rodaje se prolongará a lo largo de las dos próximas semanas, con una duración total de siete semanas.

El reparto lo completan Débora François, Guillermo Pfening, Celso Bugallo, Pol Monen, Raúl Jiménez y María Rodríguez. Babieka Entertainment en asociación con Zabriskie Films producen esta película para Netflix.

Mario Casas, en ‘El practicante’

El director y productor Carles Torras ha manifestado su entusiasmo por hacer realidad un proyecto tan ambicioso: “‘El Practicante’ generará sentimientos encontrados, un debate interno del que nadie saldrá ileso. Al ver el filme, los espectadores descubrirán una faceta de Mario Casas inédita, en un registro en el que no están habituados a verle. El espectador va a disfrutar con el tándem formado por él y por Déborah François de dos de las mejores interpretaciones del año. Me siento muy afortunado de que este proyecto tan ambicioso sea una realidad, con este reparto con proyección internacional, gracias a la apuesta de Netflix.”

‘El practicante’ cuenta con Héctor H. Vicens (‘El cadáver de Anna Fritz’) y David Desola (‘El Hoyo’) como coguionistas junto al propio Carles Torras. Jordi Roca es coproductor, Sergio Adrià es productor asociado y Santi Lapeira, Denis Pedregosa y Orlando Pedregosa son productores ejecutivos de esta ficción que estará disponible próximamente en Netflix.

-Publicidad-

Carles Torras

Por su parte, Miguel Ruz, productor de la película, ha declarado su admiración por el equipo que forma parte de este largometraje: “Mario es uno de esos extraordinarios actores que, cuando le ves actuar, consigue hacerte olvidar a los personajes que ha interpretado en películas anteriores. En el segundo día de rodaje mirando el monitor, me di cuenta de que Mario ya se había transformado en Ángel. De Carles me ha sorprendido su capacidad para cuidar cada detalle mínimo de la estética, sin alejarse del realismo de la película. Carles consigue que un ‘thriller’ como éste sea perturbador. Por último, gracias al equipo de Netflix, ha sido posible que la producción se realice en tiempo récord.”

En la película, Ángel (Mario Casas) trabaja como técnico en emergencias sanitarias a bordo de una ambulancia. Tras sufrir un grave accidente, su vida junto a Vane (Déborah François) empieza a desmoronarse. Obsesionado con la idea de que ella le es infiel, convertirá su vida en un infierno del que será difícil escapar.

-Publicidad-