‘Nunca es demasiado tarde’ – estreno en cines 21 de noviembre

Publicado por

Escrita, producida y dirigida por Uberto Pasolini.

Londres Sur, la actualidad. John May (Eddie Marsan) es un funcionario de la administración local que se ocupa de localizar a los parientes más próximos de aquellos que han muerto solos. Muy meticuloso, organizado hasta lo obsesivo, John May va más allá del cumplimiento del deber en cada uno de sus trabajos. Sólo cuando se han cerrado todas las puertas y comprobado todas las pistas, John se aviene a dar un caso por cerrado y empieza a organizar los funerales de sus “clientes” olvidados, para los que escoge la música adecuada y escribe elogios fúnebres que sólo él escuchará. Con gran rigor se asegura de que estas almas reciban digna sepultura, ya sea la anciana señora que enviaba tarjetas de felicitación a su gato en cada uno de sus cumpleaños o el caballero australiano cuyas cenizas han sido enviadas a su país natal para ser enterradas allí.

Nunca-es-demasiado-tardeJohn May disfruta tanto con su trabajo que éste se ha convertido en toda su vida: no tiene familia ni amigos. Lleva una vida sana, tranquila y ordenada, en la que todo es como siempre ha sido: lleva la misma ropa todos los días, recorre el mismo camino hacia el trabajo todos los días, come lo mismo todos los días y todos los días vuelve a casa para cenar lo mismo.

Un día le asignan un nuevo caso: un anciano alcohólico llamado Billy Stoke ha aparecido muerto en el piso de enfrente de su propia casa. Cuando John acude al lugar para buscar pistas sobre la vida de su vecino, ve el reverso su propia vida: donde la cocina de John May tiene armarios pulcros, estantes ordenados y muebles escrupulosamente limpios, este piso está lleno de bolsas de basura, platos sucios y sillones desvencijados.

Cuando John empieza a investigar la vida de Billy Stoke, su jefe le da una noticia devastadora: su departamento va a ser objeto de una reducción de plantilla, un recorte destinado a reducir gastos, y John May va a ser despedido. ¿Y ahora qué hará él sin su trabajo, sin su rutina?

Pero por el momento lo que más le preocupa es su último caso, y por lo tanto suplica a su jefe que le dé unos días más para terminarlo. Más perseverante que nunca, poco a poco John arma el rompecabezas de la fracturada vida de Billy Stoke. Stoke murió solo y alcoholizado, pero tenía una historia muy interesante. Desde el ex compañero en la fábrica de tartas que recuerda su ganas de vivir y amar hasta el veterano de las Malvinas que le debía la vida, las personas a las que conoce John May pintan el retrato de una personalidad épica que inspiraba amor y exasperación en igual medida, pero que acabó arruinado y destruido por sus demonios personales.

Y sobre todo, sus pesquisas le conducen hasta la hija distanciada de Billy Stoke, Kelly (Joanne Froggatt), a la que éste abandonó cuando era pequeña; estos dos seres solitarios sienten una natural atracción mutua.

A medida que recorre el país conociendo a las personas que formaban parte del pasado de Billy Stoke, e invitándolas al funeral, John May empieza a liberarse de las rutinas que hasta ahora han gobernado su vida y empieza a vivir por fin la vida. Prueba otra clase de comidas, pide chocolate en vez de té, se pone un jersey distinto, va al pub, queda con Kelly en una cafetería. Y unos días antes del funeral de Billy Stoke, John May hace otra cosa que nunca había hecho antes, con consecuencias estremecedoras y trágicas.

‘Nunca es demasiado tarde’ es el segundo largometraje que dirige Uberto Pasolini. Exitoso productor de películas como ‘Full Monty’ y ‘Palookaville’, Pasolini debutó como director con ‘Machan’, una cinta que fue un éxito de crítica. Comedia amable sobre un grupo de esrilanqueses que se hacen pasar por un equipo de balonmano cuando les deniegan un visado para entrar en Alemania, ‘Machan’ disfrutó de una larga vida en el circuito de festivales, en el que ganó premios del jurado y del público.

‘Nunca es demasiado tarde’ también se inspira en personas y hechos reales. En sus lecturas sobre los hombres y mujeres cuyo trabajo consiste en organizar funerales para las personas que no dejan deudos al morir, Pasolini reconoció algo tan profundo como universal.

“El rodaje transcurrió sin ningún problema”, dice Pasolini. “No tuve que renunciar a nada. Para el presupuesto que tiene, que es relativamente bajo, ésta es una película muy compleja. Hay muchas localizaciones repartidas por el país. Pero fue un proyecto de dimensiones asequibles, porque no pedimos nada colosal. Conté con un jefe de producción muy bueno y todos mis colaboradores sabían perfectamente cómo hacer una película con poco dinero“.

A su director de fotografía, Stefano Falivene, le dio una consigna muy clara: cámara fija, mundo ordenado y el mundo visto y sentido desde el punto de vista de John May.

Dirección: Uberto Pasolini.

Año: 2014, Estados Unidos.

Reparto: Eddie Marsan, Joanne Froggatt, Karen Drury, Andrew Buchan, Neil D’Souza, Paul Anderson, Tim Potter.

Producción: Uberto Pasolini.

Distribución: A COntracorriente Films.

Estreno: 21 de noviembre de 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.