‘O que arde’, la película de las ayudas selectivas del ICAA en la pugna por el Goya a la mejor película de año

-Publicidad-
El productor Koldo Zuazua habla sobre la “joyita” de los Goya 2020

A primera vista puede parecer que la inclusión del tercer largometraje del cineasta gallego nacido en París, Oliver Laxe, entre las cinco candidatas al Goya a la mejor película del año en la 34ª edición de los premios de la Academia sea una sorpresa. Pero si se rasca un poco la superficie la tesis de la sorpresa se desvanece rápidamente para dar paso a la justicia poética.

‘O que arde’ es una coproducción de Miramemira (España), 4A4 Productions (Francia), Kowalski Films (España) y Tarantula (Luxemburgo) que no ha dejado de recibir premios, nominaciones y selecciones para festivales. Todo empezó en Cannes, donde el filme obtuvo el Premio del Jurado en Un Certain Regard y el Premio a la Mejor creación sonora. A partir de ahí se sucedieron las selecciones y las buenas críticas. Hace unas semanas, uno de los productores de la película aseguraba que había participado ya en unos 80 certámenes: “prácticamente cada 15 días recibimos un premio y la película se ha vendido a medio mundo”, apuntó.

Tampoco es una novedad que una película del perfil de ‘O que arde’ se meta en la lista final de candidatas al máximo galardón, de hecho, si los Goya quieren ser una fotografía real del cine español deberían incluir siempre una película como ésta, cine periférico y la única de las cinco principales producciones salida de las ayudas selectivas del ICAA, las destinadas a aquellas películas con un presupuesto inferior a 1,8 millones de euros. La película recibió 103.654 euros en la convocatoria de ayudas selectivas del ICAA de 2018, destinada a aquellas películas cuyo presupuesto no supere 1,8 millones de euros. Cuenta también con el apoyo de AGADIC – Xunta de Galicia, CNC, Cineworld por Film Fund Luxembourg, Eurimages, TVG, ETB, la Diputación de Lugo y el aval de Crea SGR.

-Publicidad-
Koldo Zuazua

Contrastan los presupuestos de sus compañeras en la pugna por el máximo galardón, todas ellas beneficiarias de las ayudas generales del ICAA, aquellas diseñadas para un cine más comercial. La brecha más grande es con ‘Dolor y gloria’ de Pedro Almodóvar, que contó con un presupuesto de casi 9,7 millones de euros. La segunda a más distancia era ‘Mientras dure la guerra’, de Alejandro Amenábar, con más de 6,4 millones de euros. Ya más cerca se situaron tanto ‘La trinchera infinita’ de Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga como ‘Intemperie’, de Benito Zambrano, que en ambos casos rondaron los tres millones de euros, pero todavía estaban lejos.

“Ha ocurrido otras veces, siempre hay ‘joyitas’ que consiguen su hueco en los Goya y creo que un elemento importante de ‘Lo que arde’ es que representa el cine periférico, que es esencial para que la industria española se desarrolle”, explicó Zuazua. Lo realmente sorprendente es el éxito nacional e internacional que va a reportar incluso beneficios económicos a sus productores, no todos pueden decir lo mismo.

Cabe señalar que Laxe es el único cineasta español junto a Víctor Erice en formar parte de la selección en Cannes con sus tres primeros largometrajes y ‘O que arde’ fue además la primera película en proyectarse en versión original gallega en Cannes. En el año 2016, Laxe presentó en la 55ª Semana de la Crítica, otra de las secciones paralelas estrella del Festival de Cannes, su filme ‘Mimosas’, con el que consiguió el Gran Premio.

Rodada en Galicia y Asturias, se trata de un retrato extremo del mundo rural español en vías de desaparición, un melodrama de lágrimas contenidas que aúna dos historias, una trágica y otra épica, ambas motivadas por el mismo fuego devastador. Amador es un pirómano que sale de prisión para reunirse con su madre, Benedicta, en una aldea perdida de Os Ancares (Lugo). Su vida transcurre pausadamente al ritmo del campo hasta que, una noche, un incendio arrasa la comarca. Al otro lado de la misma montaña, Lois y Federico se enfrentan a su primera noche de trabajo en una brigada antiincendios.

El guión de la película es del propio Oliver Laxe junto a Santiago Fillol. Mauro Herce se ha encargado de la fotografía, Cristóbal Fernández del montaje y David Machado, Sergio Da Silva, Amanda Villavieja y Xavi Souto del sonido, mientras que el vestuario es Nadia Acimi. El reparto de actores no profesionales está encabezado por Amador Arias, Benedicta Sánchez, Inazio Abrao, Elena Fernández, David De Poso y Álvaro De Bazal.

Los productores son Andrea Vázquez, Xavi Font, Andrea Queralt y Mani Mortazavi y los coproductores Koldo Zuazua, Elise André y Donato Rotunno. Precisamente Koldo Zuazua (Kowalski Films) ha contado a Audiovisual451 las singularidades de ‘Lo que arde’.

Audiovisual451: ¿Como llegas a la película?

Koldo Zuacua: “Yo entre en la película ya con el proceso en marcha. La iniciativa de esta película parte de la productora gallega Miramemira, liderada por Andera Vázquez y Xavi Font. Ellos son los que arrancan el proyecto, en 2016-2017. Su primeros pasos fue con fondos gallegos, Agadic y la Televisión de Galicia”.

A451: ¿Y cómo estaba ese proceso previo?

K.Z: “El proyecto va adquiriendo una mayor dimensión… también Oliver Laxe ya era un cineasta reconocido, con una película ya seleccionada en Cannes y premiada, por lo que había una empresa francesa interesada en coproducir: 4A4 Productions. A través de la productora francesa se opta a ayudas de Francia, también se sumó al proyecto una productora de Luxemburgo y un fondo local de allí y todo eso abría la posibilidad de conseguir apoyo de Eurimages. Con todo esto, el presupuesto crece, adquiere una dimensión diferente a lo previsto inicialmente”.

A451: ¿Y qué te animó a entrar en ‘O que arde’ definitivamente?

K.Z: “Mi entrada se produce de manera fortuita. Fui a impartir unas conferencias a Santiago de Compostela y allí Andrea (Vázquez) y Xavi (Font) me hablan del proyecto que había crecido más de lo previsto y me invitan a entrar en la producción. Me animé entre otras razones porque me gustaba mucho el cine de Oliver Laxe, eso sería ya en el año 2018. Y me he ocupado principalmente de la estructuración de coste, las ayudas nacionales con el ICAA… además conseguí una aportación de la ETB. También hemos conseguido Televisión Española, Movistar…”

A451: No os podéis quejar demasiado…

K.Z: “Sí, es una película que finalmente se ha conseguido financiar bien, no hemos tenido ‘gap’ y los resultados finales de explotación han sido muy satisfactorios y vamos a obtener incluso beneficios. Esta película no solo es interesante a nivel de prestigio, también va generando repartos para todos los productores implicados. Es una película de naturaleza difícil, en gallego y de un autor reconocido por la crítica, pero trascender esa barrera del cine de autor siempre es difícil y en este caso ha sucedido. Por ejemplo, la película en Galicia ha sido un verdadero fenómeno, ha llenado salas”.

A451: Y ahora las cuatro nominaciones a los Goya ¿cómo se digiere eso?

K.Z: “El colofón han sido esas cuatro nominaciones a los Goya, es entrar ya en la gran escala con una película pequeña. A nosotros en Kowalski Films nos pasó algo parecido hace seis años con ‘La herida’, es de agradecer que los académicos reconozcan la calidad de una película que no necesariamente tiene detrás toda la estructura de la industria”.

A451: Pero la clave fue Cannes ¿no es así?

K.Z: “Es cierto. La selección y el premio en Cannes fue vital para nosotros, fue un subidón: la película ya tenía un valor propio, pero el reconocimiento de Cannes hace de paraguas y se convierte en un escaparate perfecto para las ventas internacionales. No te sabría decir ahora mismo, pero quizá hayamos estado seleccionados en cerca de 80 festivales importantes de todo el mundo y en muchos de ellos hemos conseguidos premios. Posteriormente hemos ganado en certámenes de China, en Belgrado, en Tesalónica, en Mar de Plata… hemos estado también en Tokio, en Nueva York, en Londres…”

“Esta película no solo es interesante a nivel de prestigio, también va generando repartos para todos los productores implicados. Es una película de naturaleza difícil, en gallego y de un autor reconocido por la crítica, pero trascender esa barrera del cine de autor siempre es difícil y en este caso ha sucedido. Por ejemplo, la película en Galicia ha sido un verdadero fenómeno, ha llenado salas”.

A451: ¿Y cómo fue el rodaje en una película como ésta?

K.Z: “Esta película es muy peculiar en muchos aspectos, también en el rodaje. ‘O que arde’ se ha rodado en seis etapas diferentes, porque tiene una particularidad narrativa importante que es que la historia sucede en dos estaciones, en invierno y verano. Oliver Laxe lo quería así porque la naturaleza es un personaje más en la historia y el cambio de los paisajes a nivel estacional es fundamental”.

A451: ¿Cuánto tiempo llevó entonces?

K.Z: “Se rodó una parte en marzo de 2018, la parte invernal, y en julio de ese año se rodó la parte del estival, también en agosto y septiembre de 2018, aunque anteriormente en agosto de 2017 se hicieron unas tomas previas. Después se rodaron tres partes extras de incendios”.

“‘O que arde’ se ha rodado en seis etapas diferentes, porque tiene una particularidad narrativa importante que es que la historia sucede en dos estaciones, en invierno y verano. Oliver Laxe lo quería así porque la naturaleza es un personaje más en la historia y el cambio de los paisajes a nivel estacional es fundamental”.

A451: ¿Cómo se ruedan los incendios?

K.Z: “Estábamos en contacto con Medio Rural, que es la agencia que controla la prevención de incendios en Galicia y ellos nos indicaban cuándo eran las fechas de más alta probabilidad de incendios, por el clima. En esos momentos parte del equipo se situába en una especie de ‘stand by’, estaba a la espera con las cámaras en unas localidades concretas donde nos indicaban que había un índice más alto de probabilidad. Si había un incendio salíamos con los brigadistas de las brigadas antincendios, si era grande el incendio rodábamos. Era un poco raro, porque estábamos esperando a que el monte se quemara. Esta ha sido una parte más documental pero ha requerido de cierta infraestructura”.

A451: Y la última fase?

K.Z: “La sexta fase fue el rodaje en el eucaliptal, con la tala de árboles, que se hizo cerca del verano”.

A451: Una película pequeña pero con una producción compleja…

K.Z: “Sí, absolutamente, ha sido un rodaje muy complejo. Aunque aparentemente es una historia muy sencilla, de una mujer con su hijo y unas vacas, todo el armazón del incendio y la tala de los eucaliptos fueron rodajes complejos”.

A451: ¿Complicó más si cabe el reparto no profesional?

K.Z: “El hecho de que los actores no fueran profesionales no ha complicado las cosas, porque todos los que han intervenido han sido extraordinarios. Todos se han volcado, ninguno era profesional, tuvimos que hacer un trabajo de casting exhaustivo invitando a que participaran casi puerta a puerta, finalmente acudió mucha gente. Toda la gente que aparece es de la comarca”.

“En España la película ya ha tenido una explotación bastante buena, desde que se estrenó el 11 de octubre y sigue con varias copias en cartel, en la zona de Galicia y alguna en la zona de Madrid. También en circuito paralelo no theatrical, en museos en centros municipales… Si ganase en los Goya quizá se haría un esfuerzo para ampliar las pantallas, aunque no creas que ganar en los Goya repercute tanto en la asistencia del gran público”.

A451: ¿Dónde se ha vendido el filme?

K.Z: “La ventas internacionales van muy bien, se ha vendido a un montón de territorios. Cantidades pequeñas, pero en infinidad de países”.

A451: ¿Dónde se ha estrenado en salas comerciales?

K.Z: “En Francia se estrenó un mes antes que en España. Fue un estreno discreto con 35 copias, la distribuidora fue Pyramid, que creo que ha hecho un gran trabajo”.

A451: ¿Os habéis plateado reforzar la presencia en los cines españoles si le va bien en los Goya?

K.Z: “En España la película ya ha tenido una explotación bastante buena, desde que se estrenó el 11 de octubre y sigue con varias copias en cartel, en la zona de Galicia y alguna en la zona de Madrid. También en circuito paralelo no theatrical, en museos en centros municipales… Si ganase en los Goya quizá se haría un esfuerzo para ampliar las pantallas, aunque no creas que ganar en los Goya repercute tanto en la asistencia del gran público”.

A451: La realidad es que seguirá viajando por el mundo…

K.Z: “Sí, eso seguro, por festivales no para de viajar, prácticamente todas las semanas está en uno”.

A451: ¿En que otras producciones está metido Koldo Zuazua?

K.Z: “El verano pasado terminé de Euskadi el rodaje de la película ‘Akelarre’, dirigida por el argentino Pablo Agüero. Se trata también de una coproducción hispano-franco-argentina. Estamos en montaje con la idea de tenerla lista de cara al Festival de Cannes y San Sebastián. Es un drama histórico ambientado en el siglo XVII, sobre la caza de brujas. En febrero comenzaremos a rodar la segunda película de Igor Legarreta ‘Todas las lunas’, es una película que se rodará en euskera, en Euskadi y es también una coproducción con Francia. Paralelamente estoy trabajando como productor ejecutivo para series de Movistar”.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.