Raimundo Hollywood descubre la mansión perdida de Houdini

- Publicidad -

Parece mentira, pero todavía hay lugares míticos en Hollywood que a Raimundo Hollywood y a Ovedito les quedan por descubrir. Por ejemplo la mansión del que fue el gran mago Houdini. Hablamos del gran casoplón que se dice que Houdini compró cuando vino a Hollywood a rodar en 1919 dos filmes mudos, ‘The Grim Lane’ y ‘Terror Island’, y que en su momento de más gloria, cuando fue construida en 1915, cubría toda una montaña, a la que el fantástico escapista llamó Monte Olympus.

Con el tiempo y varios incendios la mansión fue cayendo en el olvido, devorada por la maleza y la dejadez de sus propietarios hasta su restauración en 1959 y posterior reapertura en está última década. Ovedito, nuestro oso mitómano, y al que también le encanta la magia, no pudo desperdiciar la oportunidad de visitar la parcelita con motivo de la presentación de la película india ‘Padmaavat’ del director Sanjay Leela Bhansali. Y allí aprovechó para tomarse unos aperitivos en compañía de varias celebridades de la industria india, como el multimillonario Shalli Kumar y su bella hija y la que fue Miss India, Manasvi, amenizados por un curioso músico de sitar que alegremente versioneaba éxitos como “Despacito” al indo-fusión.

La mansión incluye grandes terrazas, una piscina (mas bien canija) en la que se dice que Houdini practicaba sus actos de escapismo y una gran colección de arte oriental, budas chinos y monos indonesios. Una de las cuevas secretas de la mansión incluso alberga un Alien metálico salido de un cruce entre la peli de Ridley Scott y el Terminator de James Cameron que dudamos fuera contemporáneo del mago.

El imponente busto gigante del mago y una escultura de Houdini levitando nos dieron la bienvenida. Y también pudimos apreciar algunas de las reliquias que Houdini dejó por los jardines. Pero gran parte del legado del mago se encuentra no lejos de su mansión en el club privado “The Magic Castle”, un verdadero panteón del arte de la magia.

Pero ahí está esta gema del Hollywood pasado, escondida entre arbustos en medio del mítico y contracultural Laurel Canyon, que también acogió a toda otra generación de estrellas, en este caso musicales, como Joni Mitchell, Frank Zappa o Jimmy Hendrix.

Copyright del resto de las imágenes: R&R Communications.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.