Raimundo Hollywood está de regreso. Nadie como él para encontrar la mejor gamba que una premiere de Hollywood puede ofrecer y meterse en el mundillo de las celebrities para desvelar todo lo que un periodista serio no puede contar.

Raimundo Hollywood le dice adiós a un Genio

Publicado por

Detrás del renacimiento de Disney como la máquina de producir éxitos animados, detrás de ‘La sirenita’, ‘Aladdin’, ‘Hercules’ o ‘Vaiana’ (y también de ‘El planeta del tesoro’ o de ‘Tiana y el sapo’) se encuentra uno de los directores de animación más prolíficos e importantes: John Musker, que junto a su compañero de aventuras Ron Clements definieron la nueva época dorada de la animación Disney.

Parece mentira pero hace ya 40 años que John Musker, recién graduado de la prestigiosa Cal Arts, empezó su carrera en los estudios de Burbank de la mano de Eric Larson, uno de los míticos animadores clásicos de Disney como pipiolo aprendiz en filmes como ‘Tod y Toby’ o ‘El caldero negro’. Con compañeros de estudios a su lado gente de la talla de John Lasseter, Tim Burton o Brad Bird, Musker creció con los grandes y creó un universo de personajes que llenaron la infancia de muchas generaciones.

Este fin de semana, John Musker celebró su jubilación de la mano de todos los artistas que trabajaron en sus películas y llenó toda una sala de bodas y banquetes con los artistas que crearon con el esos mundos. Desde los productores de su último film, ‘Vaiana’, que se unieron en un improvisado hip-hop con la música de Lin-Manuel Miranda de ‘Hamilton’ presentando el cast del film, hasta Mike Gabriel director de ‘Pocahontas’, y Chris Buck, director de ‘Frozen: El reino del hielo’, haciendo a John protagonista de un juego de preguntas basado en sus películas.

Ovedito, nuestro oso mitómano, se lo pasó en grande porque hubo canapés y gambas por doquier en bufets tematizados con los títulos de sus películas, desde atún tartar con ‘La sirenita’, comida griega por ‘Hércules’, o buñuelos por ‘Tiana y el sapo’. Y viendo la memorabilia que allí expuso nuestro héroe, desde las caricaturas que él mismo se pasó la vida haciendo hasta esas que le han hecho sus compañeros de profesión durante años.

Por no hablar de los pasteles con su rostro que el personal se devoró sin reservas. Musker afirmó en su discurso de despedida que en su vida de jubilado iba a dedicarse a hacerse un cortito de animación el solito… Y es que el Oscar del mítico Glen Keane ha incendiado la creatividad entre la gente de Disney. Hay vida fuera de la comodidad del ratón.

Copyright de las fotos: R&R Communications.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.