Raimundo Hollywood está de regreso. Nadie como él para encontrar la mejor gamba que una premiere de Hollywood puede ofrecer y meterse en el mundillo de las celebrities para desvelar todo lo que un periodista serio no puede contar.

Raimundo Hollywood se va al South by Southwest

Publicado por

¡Para que luego le digan a Raimundo Hollywood que la meca del cine está en su apellido! Cada vez hay más Hollywood fuera de Hollywood y esta semana la mejor muestra está en Austin. En la capital tejana se celebra estos días la 30ª edición del South by Southwest. No confundir con ‘North by Northwest’, la película de Hitchcock que en España se tituló ‘Con la muerte en los talones’. El South by Southwest es el festival estadounidense más contracultural. O lo era porque los grandes estudios cada vez le está ganando más terreno.

Como mejor prueba, el puntazo que se han marcado este año con el estreno mundial (del mundo mundial que diría nuestra Elvira Lindo) de la última película de Spielberg, ‘Ready Player One. La peli nos da mala espina, no nos fiamos de lo que habrá hecho el gran Spielberg con el libro de Ernest Cline. Pero la que montaron los estudios Warner en Austin tuvo nivelón Comic-Con, reconstruyendo una de las torres de containers, similares a las favelas brasileñas, donde se hacinan los habitantes de este mundo futuro, para abrir boca entre los fans. Las colas daban la vuelta a la manzana y no se movían ni un pelo.

Toda la ciudad fue una fiesta, mezclándose los bares tipo Coyote Ugly que hay de natural en Austin, una urbe conocida por sus barbacoas y el alcohol que allí se consume, con las paraetas y los cines hasta las patas en estas fechas.

Ahí Ovedito tuvo oportunidad de verse ‘A Quiet Place’ en El Alamo drafthouse, cine histórico en los USA por su programación contestataria y reivindicativa (y por las cervecitas que sirven junto con la programación).

Y también se dio una vuelta por la ciudad ya puestos, visitando una de las instalaciones del artista chino disidente WeiWei Ai y el famoso puente de los murciélagos. Se trata de una de las mayores atracciones de la ciudad ya que alberga tal número de pequeños aprendices de dráculas que al atardecer cubren el horizonte. Algo que no vimos porque llegamos muy pronto y todavía no era temporada de murciélagos. ¡Ay, el cambio climático!

Así que preferimos irnos de cine y a ver los estudios de Troublemaker de Robert Rodríguez aprovechando que allí se celebró la fiesta de apertura del festival. Que conste que fuimos por trabajo, para presentaros de primera mano los escenarios de ‘Alita: Battle Angel’. Pero esas fotos las dejamos para la semana que viene.

Copyright de las fotos: R&R Communications.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.