Raimundo Hollywood está de regreso. Nadie como él para encontrar la mejor gamba que una premiere de Hollywood puede ofrecer y meterse en el mundillo de las celebrities para desvelar todo lo que un periodista serio no puede contar.

Raimundo Hollywood se vuelve irlandés

Publicado por

Irlanda está de moda. Y no lo decimos solo por la fiesta alcohólica de San Patricio que acabamos de celebrar sino porque en cuanto te descuidas  -y gracias a eso de los incentivos fiscales del que tanto saben otros países menos España- medio Hollywood está rodando en la tierra de los gnomos verdes de los Lucky Charms.

Raimundo Hollywood Air LingusAsí que ahí que nos hemos ido Ovedito, el oso cinéfilo, y yo en busca del Hollywood irlandés, tomando un avión de Air Lingus para la ocasión con su bigote y todo. Como alojamiento, nada mejor que The Shelbourne, en el corazón de Dublín y donde antes que nosotros se alojaron grandes como Grace Kelly, cuando ya era Grace de Mónaco, bebieron irlandeses notables como Peter O’Toole y personajes de película (o de política) como Michael Collins pasaron por allí. De hecho toda la ciudad parece el set de la película ‘Michael Collins’ que se rodó allí en honor a este revolucionario al que Liam Neeson devolvió la vida.

Raimundo Hollywood Irlanda Grace Kelly

Raimundo Hollywood Irlanda The Shelbourne

 

Allí cerquita está ahora la estatua de Molly Malone, o como se la conoce vulgarmente por razones obvias Molly Melones, que da título a la canción que se considera el himno popular de los dublineses y que suena en producciones tan variadas como ‘El entierro prematuro’ de Roger Corman, ‘La naranja mecánica’ del maestro Kubrick o ‘The Deep Blue Sea’ de Terence Davies.

Raimundo Hollywood Molly Malone

Un poco más alejada está la cárcel de Kilmainham Gaol donde se rodaron las escenas más dramáticas del filme ‘En el nombre del padre’. Y si lo quieres más regio, nada mejor que la catedral de Cristo donde se rodaron la mitad de ‘Los Tudor’ y que guarda en su cripta una exposición del vestuario de la serie.

Pero nosotros nos quedamos en el estupendo Trinity Collegue, escenario de numerosos filmes incluida ‘La guerra de las galaxias: El ataque de los clones’ aunque George Lucas nunca quiso reconocer que la biblioteca que alberga la Long Room tenga nada que ver con los archivos Jedi del Templo Jedi por mucho que se parezcan.

Raimundo Hollywood Trinity Collegue

 

Así que para pensárnoslo un poco, al pub con una Guiness y un poco de música irlandesa antes de irnos a los estudios Ardmore, tomados en su totalidad por la producción de la serie ‘Penny Dreadful’.

Raimundo Hollywood Irlanda Guinnes

 

Pero esa historia la dejaremos para después, que primero pasaremos los efectos del alcohol con un cafecito en Bewley’s Oriental Café, en pleno Grafton Street, local tan frecuentado por James Joyce que hasta lo menciona en ‘Dublineses’, obra que John Huston convirtió en su última película.

Raimundo Hollywood Berleys

Copyright de las fotos: R&R Communications.

Un comentario

  1. Pingback: Mi nombre es Bond, Raimundo Hollywood Bond | Audiovisual451

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.