Rompe Ralph, un personaje de 2,74 metros y casi 300 kilos de peso con el objetivo de destrozar las taquillas de medio mundo

La película de animación Disney: ‘¡Rompe Ralph!’, que llega a las salas españolas el 25 de diciembre, desde su estreno mundial y hasta el 16 de diciembre acumulaba ya en 30 países más de 226 millones de dólares. En el fin de semana del 14 al 16 de diciembre el filme de animación Disney recaudó en esos 30 territorios casi 8 millones de dólares, para colocarse en sexta posición del ranking mundial de taquilla. Y es que ‘¡Rompe Ralph!’ comenzó con muy buen pie en la taquilla norteamericana, convirtiéndose en el mejor estreno Disney de un filme de Animación.

En su estreno en Estados Unidos el viernes 2 de noviembre, la película dirigida por Richard Moore, consiguió el primer puesto en el ranking de taquilla con una recaudación con 49,1 millones de dólares, la mejor apertura de un título de animación de Disney de la historia, superando los 48,8 millones conseguidos por ‘Enredados’ en 2010 o los 40,9 millones de dólares de ’El rey león’ en 1995.

Walt Disney Animation Studios y el director Rich Moore, ganador de un Emmy  presentan “¡Rompe Ralph!”, una aventura ambientada en el mundo de los juegos de arcade. Cuando el director Rich Moore se incorporó a Walt Disney Animation Studios y empezó a trabajar en ‘¡Rompe Ralph!’, se dio cuenta que tenía un gran problema. “Los personajes de los juegos de arcade no tienen libre albedrío, están programados para hacer lo mismo todos los días. No pueden escoger. Así que me dije: ‘¡Qué aburrido!'”, explica el director. “Me di cuenta que existía un gran conflicto – continúa Moore- dentro de ese mundo hay reglas muy estrictas y sólo puedes hacer un tipo de trabajo. Pero, ¿qué pasaría si hubiera un personaje al que no le gustara su trabajo?”

Ralph mide 2,74 metros y pesa 292 kilos, así que es todo un portento físico… bueno más bien un rompetodo. Es un tipo enorme que se dedica a destruir el edificio de apartamentos en un lugar llamado Niceland. Para desgracia de Ralph, el héroe del juego, un tal Fix-It Felix Jr., va arreglando todo que él va demoliendo gracias a su martillo mágico. De esa forma se gana los aplausos, los elogios y una preciosa medalla de oro de los Nicelanders.

“Ralph es el villano de un juego de arcade de los años 80. Después de 30 años interpretando el papel que le han asignado, se pregunta: ‘¿Esto es todo?’. Así que, como nos pasa a muchos, intenta resolver un problema interno con una solución externa. Y la suya es ganar una medalla. Cree que si gana una, sólo una, logrará el cariño y el respeto que sienten por Felix”, explica el director.

“Ralph se embarca en un viaje por la sala de juegos para ganar esa medalla, pero el verdadero viaje, tanto para él como para todo el mundo, es comprender que aunque está programado para hacer una cosa, eso no significa que en su interior sólo es eso”;  afirma el productor del filme Clark Spencer.

La aventura de Ralph le llevará de su hogar en su juego Fix-It Felix Jr. a los gigantescos mundos que ofrece la sala de juegos. “Pasamos del mundo de Ralph, un sencillo juego de 8 bits al ‘Hero’s Duty’, que es un juego moderno con un tirador en primera persona. Es totalmente nuevo, el mejor de la sala de juegos, el más avanzado. El Sargento Calhoun lidera un pelotón de soldados que combate los Cy-Bugs que están aniquilando el universo. Es tremendamente intenso”, apunta Spencer.

La película cuenta con más de 180 personajes únicos. Es decir, tres veces más que la media de las películas animadas. Cada personaje debía tener una personalidad única y en muchos casos, había que darles una voz. Los realizadores recurrieron a estrellas de la televisión, el cine y el teatro para dar vida a los personajes, con nombres como el de John C. Reilly que presta su voz a Ralph en la versión original. “Cuando decidimos que el protagonista fuera un ‘villano’, comprendimos que necesitábamos alguien que se llevara al público de calle, al que apoyarán y con el que se encariñaran, a pesar de que fuera un poco ‘bruto’. John se mete en la piel de los personajes que interpreta y conecta con su humanidad. Es asombroso, porque hay mucho de él mismo en Ralph”, comenta Moore.

Según el director, “Fix-It Felix Jr. estaba hecho a medida para Jack McBrayer, Jane Lynch presta su voz al Sargento Calhoun, un personaje que adquirió su auténtica personalidad cuando los realizadores vieron lo que Lynch aportaba con su interpretación. Tiene todo lo que hace irresistible a Jane Lynch y además un toque de acción y aventuras. Es un personaje muy divertido”.

 Después de reunir el reparto de voces, los realizadores decidieron aprovechar al máximo las interpretaciones emparejando a los actores durante las sesiones de grabación. “En animación, los actores suelen grabar individualmente. Es un proceso que funciona muy bien. Pero una parte importante de mi trabajo consiste en hacer que el público tenga la sensación de que la acción está ocurriendo antes sus ojos. Es decir, como si acabase de rodarse y no hubiéramos estado trabajando durante años en los fotogramas, uno a uno. Así que para conseguir cierta espontaneidad en las interpretaciones de los actores hicimos que trabajaran juntos. De esa forma podían mirarse a los ojos, actuar y reaccionar mientras grababan. Y funcionó muy bien. En la sala de grabación se estableció un magnífico ambiente de colaboración entre los guionistas, los actores y yo. A veces se nos iba un poco de las manos, pero entonces es cuando estábamos más cerca de encontrar oro”, explica el director.

Para la película se han creado cuatro mundos diferentes y el triple de personajes que en una película normal del estudio. Uno de los mayores retos del filme fue conseguir que un mundo de juegos de arcade de 8 bits  fuera creíble: “Trabajamos en un estudio famoso en el mundo entero por su innovación y su excelencia artística, sobre todo ahora. No es fácil decir a unos animadores que llevan años dedicados a crear la animación más sofisticada del mundo que el universo de Fix-It Felix Jr. -el juego de arcade de Ralph de los 80- tiene que ser extremadamente sencillo”, reconoce le productor.

Spencer manifestó que aunque Fix-It Felix está generado por ordenador con personajes completamente esculpidos, el diseño general se creó para que pareciera un mundo de 8 bits. Es decir con personajes simplificados que se mueven en una cuadrícula arriba y abajo sin movimientos diagonales.  Moore afirmó: “todo es muy sencillo, desde la dirección artística, la animación y los movimientos de cámara hasta la música y los movimientos de la cámara, y eso representa un contraste enorme con el resto de los mundos”.

“A nuestros animadores les han enseñado a hacer la mejor animación del mundo así que tuvieron que aprender a pensar de forma diferente – continúa Spencer-, nos costó mucho trabajo simplificar y conseguir que pareciera auténtico. Pero cuando vimos las dos primeras escenas, eran fantásticas y enriquecían muchísimo la película, así que todo el mundo estaba entusiasmado. Lo gracioso es que esta vez la innovación consistía en simplificar las cosas, llevar el espíritu pionero de Walt Disney Animation Studios a un nuevo nivel totalmente distinto. Al final todos tuvimos que hacer un pequeño viaje para encontrar el camino de vuelta a casa, lo mismo que le ocurre a Ralph en la película”, concluye el productor Clark Spencer.

También se estrenan el día de Navidad en España: ‘Más allá de las colinas’; ‘Woody Allen, el documental’ y ‘Los miserables’;

 

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.