‘Spain Audiovisual Hub’ recibirá inicialmente 200 millones de euros del Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha presentado el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia correspondientes a las industrias culturales y deportivas y que supondrá una inversión de 825 millones de euros que se repartirán en la ‘revalorización de la industria cultural’ (325 millones de euros), ‘Spain Audiovisual Hub’ (200 millones de euros), y el ‘fomento del sector del Deporte’ (300 millones de euros), que según ha apuntado el ministro ha sido visto con buenos ojos desde Bruselas.

El titular de Cultura y Deporte ha afirmado que “junto con los presupuestos ordinarios de 2021, contamos con el mejor presupuesto para la cultura y el deporte de la historia”. El plazo de ejecución de este Plan finaliza en 2023 y del total, 72.000 millones son ayudas directas a España para los ejercicios de 2021, 2022 y 2023, en todos los conceptos. De la 30 componentes en los que se instrumenta el Plan general tres afectan a la Cultura y al Deporte y una política está directamente relacionada, concretamente la que se refiere a la ‘revalorización de las industrias culturales y deportivas’. Además se pueden de beneficiar de otras políticas generales.

José Manuel Rodríguez Uribes
José Manuel Rodríguez Uribes

La componente 24 habla sobre la Revalorización de la Industria Cultural (libro, artes escénicas, música, Bellas Artes, Museos, Circo…), la número 25 se refiere al ‘Spain Audiovisual Hub’ (Cine, Televisión, Videojuegos…) y la componente 26 trata sobre el ‘Fomento del sector Deportivo’.

Entre estos tres componentes se repartirán en los próximos tres años, incluyendo 2021, 825 millones de euros, de los cuales al primer componente corresponden 325 millones de euros, un total de 200 millones son para el Hub Audiovisual y 300 millones para el Deporte.

- Publicidad -

La componente 24 del sector audiovisual, que recibe inicialmente 200 millones de euros, pero su gestión es compartida entre el Ministerio de Cultura y Deporte, con el de Economía, con el de Industria y Turismo y con el de Asuntos Exteriores. «Por esa razón, aunque se habla de 200 millones, al final, con la participación de los demás ministerios, la inversión pública total es de 1.603 millones de euros, tal y como se anunció hace unas semanas«, ha aclarado el ministro. Dentro del Plan general también se incluyen ahora reformas que ya estaban previstas como la del Estatuto del Artista, la Ley del Cine o el fortalecimiento y reforma del marco regulatorio de los derechos de Propiedad Intelectual.

«Con el Plan estamos hablando de presente y de futuro pero sobre todo de transformar, que las industrias culturales españolas sean mucho más fuertes y competitivas… Esto es un concepto de País», ha asegurado Rodríguez Uribes. La definición de los diferentes proyectos se realizará a través de convocatorias públicas, en régimen de concurrencia competitiva. En la metodología para sacar adelante las ayudas tendrán que participar necesariamente otras administraciones públicas y muy especialmente las Comunidades Autónomas. El máximo responsable de la cartera de Cultura ha reconocido que faltan muchas cosas por decidir y que actualmente no se pueden concretar plazos exactos porque el Plan no está aprobado, «aunque está muy bien diseñado, está muy definido y es concreto. El sector puede estar muy tranquilo», ha afirmado.

En lo que respecta a Hub Audiovisual Español, se abordarán retos como fortalecer las capacidades económicas, tecnológicas y digitales del sector; apoyar la expansión internacional de nuestros contenidos audiovisuales, y atraer inversiones, que España sea un lugar atractivo para rodar, desde un punto de vista fiscal y económico. Se persigue dinamizar el sector audiovisual con una perspectiva integradora, por ejemplo incluyendo a videojuegos, a la vez que fortalecer el tejido empresarial, consolidar a España como plataforma de inversión a nivel internacional y como país exportador de productos audiovisuales y finalmente activar el proyecto España Hub Audiovisual de Europa, para ser un referente mundial.

El desarrollo de la componente específico sobre el sector audiovisual incluye dos reformas normativas, una nueva Ley de Comunicación Audiovisual, para transponer la directiva europea sobre digitalización, y en segundo lugar la reforma de la Ley del Cine, que debe ser actualizada para adaptarse mejor a la realidad actual y al panorama europeo. También «hay que reformar algunas líneas de ayudas», según ha explicado José Manuel Rodríguez Uribes.

La inversión inicial de 200 millones de euros irá destinada a programas como el de fomento, modernización y digitalización, otro destinado a internacionalización y un tercer programa para la atracción de rodajes e inversión exterior.

“El compromiso del Gobierno de España con la cultura y el deporte como generadores de riqueza y empleo es indiscutible y dedica una política específica para impulsar la industria de la cultura y el deporte”, ha destacado Rodríguez Uribes. Son sectores clave para la economía española por su capacidad de generar riqueza y empleo (la industria cultural representa el 3,2 por ciento del PIB en España y proporciona empleo a 710.200 personas, un 3,6 por ciento del empleo total) y porque la cultura y el deporte son también un elemento indispensable para el desarrollo de una sociedad libre y abierta. «La Cultura y el Deporte son derechos de los ciudadanos y por eso tenemos que trabajar para que el acceso sea universal, pero también son industrias y por lo tanto tienen una mirada económica y, finalmente, la Cultura y el Deporte son valores», reconoce el ministro.

El Plan se basa en el desarrollo de cuatro principios que son el marco en el que se han de inscribir todas las reformas e inversiones de cada Estado Miembro: transición ecológica, transformación digital, igualdad de género y cohesión social y territorial.

En este sentido, el Ministerio de Cultura y Deporte ha diseñado sus programas dentro de este marco, en el que, por ejemplo, el 20 por ciento del total de las inversiones tienen que estar dirigidas a la transformación digital y el 37 por ciento a la transición ecológica.

Más allá de estos tres componentes específicos, las industrias culturales y deportivas también pueden beneficiarse de otros componentes gestionados por otros ministerios, como por ejemplo el ‘impulso a la PYME’, la ‘modernización y competitividad del sector turístico’, y especialmente el ‘Plan nacional de competencias digitales’, en el que 150 millones de euros están reservados para la capacitación de las industrias culturales.

La transformación de las industrias culturales

El Plan acomete tres retos fundamentales: la revalorización de las industrias culturales, dinamizar la cultura como elemento de cohesión social y territorial y digitalizar e impulsar los grandes servicios culturales. Para ello se ha definido, entre otros, un programa de becas para que los trabajadores de la cultura puedan acceder a una formación que refuerce sus habilidades emprendedoras y financieras; un programa de formación especializada en oficios técnicos para al menos 300 profesionales de las artes escénicas y musicales; o un proyecto de movilidad internacional para el sector del libro destinado a los creadores (escritores, traductores e ilustradores) y profesionales de los diferentes estamentos del sector del libro (agencias literarias, editores, etc.).

Respecto a la dinamización de la cultura como elemento de cohesión social y territorial, el plan incluye ayudas para ampliar y diversificar la oferta cultural en áreas no urbanas; ayudas en concurrencia competitiva, medidas de conservación, restauración y puesta en valor del patrimonio cultural español y actuaciones en toda España sobre bienes BIC; o la dotación a las bibliotecas tanto de licencias de libros digitales como físicos, y la compra de libros en formato en papel y libros electrónicos para todas las bibliotecas públicas.

Otro de los grandes restos es digitalizar e impulsar los grandes servicios culturales. El Museo Nacional del Prado va a desarrollar una plataforma digital entre museos a la que se espera que se sumen al menos 30 de ellos; el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía va a conceder becas y residencias de investigación para artistas y pensadores jóvenes; y se van a a digitalizar archivos tanto de las distintas administraciones como de entes privados para la puesta a disposición de sus contenidos para que estén accesibles para todos ciudadanos.

Criterios de reparto

Según ha afirmado el ministro de Cultura y Deporte, para el diseño del Plan “nos hemos mantenido siempre en diálogo con los sectores afectados y hemos tenido en cuenta las fortalezas y debilidades de las industrias cultural y deportiva”. Igualmente, “se contempla la colaboración público-privada, que requiere del compromiso de los sectores a los que se dirigen las inversiones”. Adicionalmente “se ha establecido un modelo de cogobernanza y corresponsabilidad con las Comunidades Autónomas (CC.AA.) y el conjunto de las administraciones públicas en el cumplimiento de los hitos y objetivos que nos hemos marcado ante Europa”.

Las inversiones de estos componentes se gestionarán, entre otros, mediante ayudas al sector, licitaciones o convenios para la formación, siempre a través de convocatorias públicas en régimen de concurrencia competitiva. Otras inversiones serán gestionadas directamente por las propias CC.AA.

-Publicidad-