Syldavia Cinema apuesta por convertirse en la distribuidora de referencia del cine iberoamericano

- Publicidad -

Desde hace unos meses, el sector de distribución español cuenta con una nueva compañía independiente: Syldavia Cinema. Emilio Oliete Jr. es el responsable de esta nueva distribuidora, que desde hace unos meses se encarga del lanzamiento en España de las películas de Tornasol Films y de todas las productoras asociadas a Gerardo Herrero.

BetibuDe momento, Syldavia Cinema no está adquiriendo nuevos títulos y solo se dedica al cine ‘Made in Tornasol’, que en años pasados contaba habitualmente con la distribución de la desaparecida Alta Films. La compañía que lidera Oliete Jr. ha distribuido títulos como ‘Marsella’, dirigida por Belén Macías, o la coproducción hispano argentina ‘Betibú’ de Miguel Cohan, esta última actualmente en cartel en los cines españoles.

En un futuro cercano, cuando la empresa esté más consolidada en todas las áreas de la distribución, no más allá de 2015, los responsables de Syldavia Cinema esperan poder distribuir otros títulos españoles y latinoamericanos. La idea es ofrecer la distribuidora como un servicio a los productores españoles y latinoamericanos que lo demanden.

“No quiero que Syldavia se identifique como la distribuidora de Tornasol o de Gerardo Herrero, quiero que tenga vida propia y no quiero influir en sus decisiones de distribución. El objetivo es que otros productores utilicen sus servicios. El mercado de distribución en España ha quedado muy reducido. La distribución es una necesidad de mercado y los productores no podemos estar pendientes de los intereses de las distribuidoras y sin tener la posibilidad siquiera de elegir las fechas de estreno”, explica Herrero.

-Publicidad-

Siempre que los productores así lo decidan, otras ventanas de la cadena de valor del audiovisual como el vídeo bajo demanda y DVD estarían cubiertas por Cameo y Filmin, empresas en las que también participa Tornasol. En palabras de Gerardo Herrero, más que una oportunidad de negocio, Syldavia es una necesidad vital en la coyuntura actual que vive el cine iberoamericano, cuya distribución y financiación es cada vez más complicada. “Un productor no debería empezar una película si no tiene la distribución garantizada, para mí es una regla fundamental, siempre he tenido una distribuidora vinculada a mis películas, es parte de todo el proceso”.

Para el máximo responsable de Tornasol Films la distribución en España está atravesando además por unos momentos delicados como consecuencia de las espectaculares campañas promocionales realizadas por los dos grandes grupos de comunicación audiovisual, campañas que ensombrecen el estreno de cualquier otro título que no esté bajo su paraguas y con las que es imposible competir.

“He preguntado a algunas distribuidoras independientes que valoren económicamente las campañas promocionales que hacen Mediaset y Atresmedia de sus películas. El resultado es que si se tuvieran que gastar ese dinero estaríamos hablando de campañas de entre 10 y 15 millones de euros, es decir, mucho más que el presupuesto de producción. Si yo tuviera hacer esas campañas para mis películas me tendría que gastar 10 millones de euros, ni las ‘majors’ pueden llegar a esas cifras, no pueden competir, lo que pasa es que son ellas las que están distribuyendo esas películas españolas y entonces les interesa, porque se están también beneficiando. Es una competencia desleal sin precedentes. Si tuvieras que hacer ese desembolso cada película tendría que hacer una taquilla de 45 millones de euros para poder recuperar. Es imposible, son 200.000 euros contra 10 millones, no se puede competir. Es verdad que viene muy bien a la industria del cine español, pero existe una desigualdad de competencia brutal, porque la gente acaba yendo al cine para ver la película de la que oye hablar. Esto en Francia está prohibido, allí las cadenas no pueden poner esa cantidad de publicidad de sus películas, porque se llevarían toda la taquilla”, concluye Herrero.

Incluso esta situación perversa en ocasiones se está volviendo en contra de las propias cadenas. Un claro ejemplo es se puede observar con la promoción de ‘La isla mínima’ de Alberto Rodríguez, a la que Antena 3 no va a poder dedicar todos los espacios deseados ya que seguidamente viene ‘Torrente 5’ y quieren echar el resto con la nueva película de Santiago Segura.

-Publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. […] a autodistribuir sus películas a través de la Syldavia Cinema, quiso además poner el acento en las campañas realizadas por los dos grandes grupos de comunicación audiovisual para promocionar l…. Según Herrero, las campañas promocionales (valoradas en varios millones de euros) que hacen […]