Televisiones y plataformas destinaron 183,5 millones de euros a financiar obras europeas en 2012

Las compañías obligadas han dedicado 183,5 millones de euros a la financiación de obras audiovisuales europeas, por lo que han superado en un 15 por ciento el mínimo legal, según informa la CNMC en un informe publicado esta semana. Desglosado por compañías, cuatro empresas no han cumplido con la obligación de financiación: DTS, France Telecom, Multicanal Iberia y 13TV. Estas mismas empresas tampoco cumplieron con la obligación de financiación en 2011. 

La mayor parte de la inversión se destina al cine en alguna de las lenguas oficiales en España (42 por ciento, 76,5 millones de euros) y a series en alguna de las lenguas españolas (33 por ciento, 61,1 millones de euros).

Financiacion obra europeas 2012
Cuadro de la CNMC.

De las once televisiones públicas autonómicas que han presentado la información relativa a la financiación obligatoria, únicamente Aragón TV, Televisión Pública de Canarias y Castilla-La Mancha TV han incumplido la obligación general en 2012. Canal Extremadura TV no ha aportado la información.

En total, las televisiones autonómicas (tanto públicas como privadas) han destinado 31,8 millones a financiar obras audiovisuales europeas, por lo que han superado en 10,2 millones los 21,6 millones de euros del mínimo legal.

La Ley General de la Comunicación Audiovisual establece la obligación, por parte de los prestadores del servicio de comunicación audiovisual, de financiar de forma anticipada la producción de obras audiovisuales europeas, incluyendo películas cinematográficas y obras para televisión.

Los operadores privados de televisión deben destinar a esta obligación el 5 por ciento de los ingresos devengados durante el ejercicio anterior y los operadores públicos deben destinar el 6 por ciento.

De esta cantidad, un 60 por ciento de la financiación se debe destinar a financiar películas cinematográficas y el 40 por ciento restante a películas, series y miniseries para televisión. En el caso de RTVE, la aportación a películas cinematográficas debe ser del 75 por ciento.

Puesto que esta obligación se enmarca en el objetivo de promover el sector de la producción audiovisual europea y más concretamente su diversidad cultural y lingüística, dentro de la obligación de inversión en cine hay que destinar al menos el 60 por ciento de la misma a cine en alguna de las lenguas oficiales en España y dentro de la misma al menos el 50 por ciento a obras de productores independientes.

-Publicidad-