Un análisis sobre la experiencia en “la segunda pantalla” mientras se ve la televisión

- Publicidad -

La rápida adopción de la tecnología por parte de los usuarios está cambiando la naturaleza del consumo televisivo. Un gran número de usuarios está completando el visionado de televisión lineal con una combinación de programas grabados y contenidos bajo demanda. Este cambio en cómo ve la gente la televisión también se ha extendido a dónde la consume. Una vez que el consumo se desplaza a un dispositivo conectado a Internet, puede producirse tanto en el salón como en la habitación, en el cuarto de baño o de camino al trabajo, sin olvidar momentos de espera como se dan en los aeropuertos. Más recientemente, este cambio ha ido más lejos demostrando que el público hace otras cosas a la vez que visiona contenidos audiovisuales, algo de lo que se está hablando mucho tanto en la prensa como en las compañías de entretenimiento y es lo que se ha convenido en llamar “la segunda pantalla”. Se trata de un amplio rango de nuevas oportunidades para distribuidores de contenidos, anunciantes, broadcasters, plataformas y nuevos agentes del sector que están buscando cómo explotar este nuevo apetito del consumidor por “la segunda pantalla”.Ante este escenario, las compañías Decipher y Red Bee Media han realizado una investigación en los pasados meses de mayo y junio que ha dado lugar a un primer documento que sirve de base para el comportamiento ante “la segunda pantalla” y ofrece definiciones y marcos sobre los retos y las oportunidades que se presentan. Además, han elaborado dos documentos más centrados más especialmente en la perspectiva del usuario y las necesidades y retos de los operadores comerciales que serán publicados próximamente.

El estudio señala que lo que antes era considerado como “sofisticado”, como comprar contenidos online o acceder a streamings, ya se ve como una actividad normal. El hogar digital tiene varios dispositivos y es multipantalla hasta el punto de que algunos están permanentemente conectados a Internet. Por ejemplo, en Reino Unido el 80 por ciento de los hogares tiene acceso a Internet, y el 61 por ciento tiene red Wi-Fi. Según datos de Ofcom, en 2011 había 38,9 millones de móviles activos en banda ancha, smartphones y tabletas 3G.

La actividad del usuario está ampliamente digitalizada: el contenido de audio y video llega a los usuarios únicamente en formato digital; las relaciones sociales se producen en buena parte en las redes sociales de Internet; los libros en papel han dejado paso a los e-books, la banca es cada vez más electrónica, se puede hacer la compra online y leer el periódico y los planes de ocio se gestionan enteramente desde la Red.

Este comportamiento digital ha llevado al usuario a cambiar su comportamiento mientras ve la televisión, con un 86 por ciento de los dueños de smartphones considerados multipantalla. Sin darse apenas cuenta, han trasladado su experiencia televisiva a Internet a través de redes sociales y blogs, de manera que el poder y el valor de dispositivos que acompañan todo el día al usuario han quedado bien probados. La industria de la televisión está reaccionando y ya es consciente del impacto de la tecnología en el modelo de negocio, de manera que está en el punto de capturar el comportamiento de esos nuevos consumidores más que intentar llegar a otras audiencias. El espectador ha demostrado que está deseando conectar con un contenido web y con servicios que giran en torno a la televisión si la calidad está en una buena proporción. Así que ha llegado el momento de hacer cosas más emocionantes e innovadoras porque se avecina una tormenta perfecta.

-Publicidad-

El estudio se ocupa de ofrecer tres definiciones que pretender ser las definitivas para que sean adoptadas por la industria televisiva. Así, define “Dual screening” como cualquier actividad que utilice una segunda pantalla mientras que se ve la televisión, ya sea para comprobar el estado meteorológico, leer noticias, resultados deportivos o enviar un email. Es la versión del siglo XXI de leer el periódico mientras la tele o la radio están encendidas.

“Synchronous activity” significa una actividad en un segundo dispositivo relacionada con lo que se está viendo en la televisión, lo que implica una relación de contenidos muy fuerte, dado que puede ser hablar en Twitter sobre el programa en cuestión o mirar la programación del canal.

“Companion experiences” es para la actividad en una segunda pantalla creada específicamente por el creador del contenido que se está viendo como complemento al visionado. Un buen ejemplo puede ser la aplicación de Antena 3 que permite conocer información adicional de lo que se está emitiendo, como sucedió en el estreno de la segunda temporada de ‘Gran Hotel’. La aplicación refrescaba la memoria de los espectadores con pequeñas aclaraciones de las relaciones de los personajes y sobre la season finale de la primera temporada, así como datos históricos sobre métodos utilizados en la trama policial de la serie. Esta actividad, la “companion experience”, debería estar bajo el control total del broadcaster, mientras que las dos actividades anteriormente definidas son espontáneas y están fuera de su alcance.

Dentro de las aplicaciones de la “Companion experience” se pueden encontrar dos tipos:

  • Las creadas para ser utilizadas delante del televisor, que pueden servir para realizar una interacción en tiempo real (como ejemplo, el “cuenta-zombies mientras se ve ‘The Walking Dead’) o bien para que el dispositivo ejerza de mando a distancia, y permita consultar la programación, ver recomendaciones…
  • Las pensadas para cuando no se está frente al televisor, que o bien dan acceso a contenidos, como el iPlayer de la BBC, o bien permiten revisar emisiones y establecer una especie de agenda para el usuario.

Las aplicaciones que dan forma a la experiencia de “la segunda pantalla” no son un fenómeno aislado. Es más que probable que todos los agentes de la cadena de valor (programadores, anunciantes, broadcasters y plataformas) empiecen a producir pensando en la experiencia en “la segunda pantalla”. Por el momento, no hay respuestas cerradas sobre quién debe ser el proveedor de estas aplicaciones, pero sí está claro que mientras la innovación es crucial para enganchar a la audiencia, también se necesita cierta consolidación.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.