‘Vamos de polis’ – estreno en cines 24 de octubre

- Publicidad -

 “Todo junto funciona: la acción, la comedia y la amistad”, señala el director Luke Greenfield

‘Vamos de polis’ podría ser la última película sobre una pareja de policías si no fuera por un pequeño detalle: no son policías de verdad. Todo empieza cuando dos amigos se disfrazan de policías para una fiesta de disfraces y se convierten en la sensación del barrio. Pero cuando nuestros flamantes nuevos “héroes” se ven envueltos en una red real de pandilleros y turbios detectives, tendrán que poner sus placas falsas en riesgo. Acaban de meterse en un gran lío.

Justin Miller (Damon Wayans, Jr.) y Ryan O’Malley (Jake Johnson) llevan haciendo el vago desde que terminaron los estudios. Justin trabaja en una empresa de videojuegos, en la que sus jefes prefieren ridículos zombis a su última propuesta: un juego de policías del mundo real. Ryan, aún recordando sus días de gloria en la universidad como quarterback, va de trabajo en trabajo sin más éxitos que una aparición en un anuncio de un medicamento contra el herpes.

Vamos-de-Polis_PosterTodo cambia después de un baile de máscaras. Pensando que es una fiesta de disfraces, Justin y Ryan se presentan con unos uniformes de la policía de Los Ángeles que había utilizado Justin en su último proyecto de videojuego. Después de salir humillados de la fiesta de etiqueta, se dan cuenta de que algo ha cambiado a medida que van por la calle: las chicas se les acercan, los tipos malos siguen sus órdenes y los camareros les invitan a copas; todo porque les confunden con policías de verdad. Para Ryan es lo mejor de lo mejor, pero el tímido Justin se muestra menos entusiasmado ante la perspectiva de que les pille la policía real. Poco después, Ryan compra un coche de policía en eBay, luces y un radiotransmisor y empiezan a contestar llamadas reales al 911.

Gracias a la placa de policía, la vida amorosa de Justin también mejora sustancialmente; Josie (Nina Dobrev), una camarera de un modesto restaurante que frecuentan, empieza a acercarse más a él. Sin embargo, su arrogancia por las calles les enemistará con el mafioso europeo Mossi Devic (James D’Arcy) y su banda de matones. Devic señala a los “agentes” como un blanco que exterminar.

-Publicidad-

La auténtica policía de Los Ángeles también ha notado la presencia de Justin y Ryan en la calle. El verdadero agente Segars (Rob Riggle) saluda al falso sargento Ryan, mientras que su duro superior, el detective Brolin (Andy García) pone a la pareja en su radar.
Justin y Ryan no tardan en meterse en medio de un complicado y peligroso juego del ratón y el gato entre mafiosos y policías malos; la situación está totalmente fuera del control de nuestros héroes e intentan que los mafiosos y los policías se mantengan ocupados entre ellos.

La idea de ‘Vamos de polis’ surgió cuando el director-coguionista Luke Greenfield decidió disfrazarse para Halloween de policía: una opción que iba a traer consecuencias inesperadas. “Mi diseñador de vestuario entonces me consiguió unos uniformes reales de policía de Los Ángeles con los que fuimos mi amigo y yo por la ciudad”, recuerda Greenfield. “La sensación de poder y autoridad fue increíble. Por aquel entonces, yo estaba soltero y resultó ser muy fácil hablar con chicas en la calle”.

Con la ayuda del coguionista y productor ejecutivo Nicholas Thomas, Greenfield empezó a desarrollar la idea que se acabaría convirtiendo en ‘Vamos de polis’. “La idea se nos ocurrió muy rápidamente”, asegura Thomas. “Le mandamos el proyecto a 20th Century Fox y lo compraron”. ‘Vamos de polis’ se grabó en Atlanta, que representa la ciudad de Los Ángeles, donde se desarrolla la historia. “El desafío fue encontrar elementos arquitectónicos en Atlanta que parecieran de vecindarios de Los Ángeles”, afirma el productor ejecutivo Jeremiah Samuels.

El diseñador de producción William Arnold sabía que serían las cosas pequeñas las que transformarían la metrópolis de Georgia en la ciudad de Los Ángeles. Atlanta es muy frondosa, mientras que la mayor parte de Los Ángeles es un ambiente árido con palmeras por todos lados”, explica. “Quería eliminar todos esos elementos indicativos de Atlanta, como los edificios de ladrillo rojo y los árboles florales. Por suerte, encontramos una zona en el centro de Atlanta con una hilera comercial que tenía la combinación perfecta de arquitectura más antigua y aparcamientos que podían pasar perfectamente por una calle de Hollywood, como Sunset Boulevard, Selma Avenue o Cahuenga Boulevard”. Arnold construyó el restaurante Georgie’s de cero. También construyó dos escenarios principales a prueba de sonido: los túneles del metro entre Georgie’s y la guarida de Devic, el Tirana Club, y el interior del deslucido apartamento de Justin y Ryan.

Cualquiera que fuera el desafío, los directores luchaban para sacar una comedia rica y extravagante con una acción explosiva. “Todo junto funciona: la acción, la comedia y la amistad entre Justin y Ryan”, señala Greenfield. “Quiero que  ‘Vamosd e polis’ haga pasar un buen rato al público”.

Dirección: Luke Greenfield.

Año: 2014. Estados Unidos.

Reparto: Jake Johnson, Damon Wayans Jr., Rob Riggle, Nina Dobrev, James D’Arcy y Andy García.

Producción: Luke Greenfield, Simon Kinberg y Aditya Sood.

Distribución: Hispano Foxfilm.

Estreno: 24 de octubre de 2014.

-Publicidad-