Vanesa Fernández Guerra, directora de Zinebi 2018: “Es muy importante que el festival esté vivo todo el año”

Publicado por

52 cortometrajes de 28 países tomarán parte en la Sección Oficial del Concurso Internacional del Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao – ZINEBI 60, que abrirá sus puertas en el Teatro Arriaga el día 9 de noviembre con varias novedades.

En esta 60ª edición, además de una nueva directora, Vanesa Fernández Guerra, el Festival ha confiado en dos artistas vascos para rediseñar dos elementos distintivos como son el cartel y el trofeo. Zinebi es un gestival internacional de Clase A en la categoría de cortometraje y documental, reconocido desde 1974 por la FIAPF (Federación Internacional de Asociaciones de Productores de Films), está acreditado por la Academia de Hollywood como calificador de los Oscars entre los cortometrajes del palmarés oficial y es también festival calificador para los Premios BAFTA y los Premios Goya. La nueva directora ha hablado con Audiovisual451 para presentar su idea del certamen.

Vanesa Fernández Guerra

Audiovisual451: Nueva directora, nueva imagen corporativa… Son muchos los cambios de esta 60ª edición

Vanesa Fernández Guerra,: “Tomo la herencia de Ernesto del Río, que estuvo al frente de Zinebi durante 17 años. En las últimas ediciones ya se hicieron algunos cambios en la programación, donde yo participaba como programadora. La novedad más importante fue incluir una sección competitiva internacional de óperas primas, estrenadas por primera vez en España. Mi intención como directora es seguir incidiendo en esta sección internacional, porque muchos de los profesionales que han pasado por Zinebi en estos años después han dado el salto al largometraje. También es una oportunidad de ver reflejado la fluctuación de muchos de ellos que después de dar el salto al largometraje regresan al corto”.

A451: ¿Qué otros cambios destacaría en la programación?

V.F.G: “Lo que hemos diseñado con el nuevo equipo de programadores es darle la vuelta a la líneas de programación manteniendo las competencias pero poniendo un poco de orden y apostando por el cine independiente, con propuestas muy atrevidas y muy híbridas que navegan por el lenguaje cinematográfico contemporáneo”.

A451: Pero no solo documental…

V.F.G: “No, Zinebi no es sólo documental. En cortometrajes contamos con secciones de animación, documental y ficción, porque así lo marca lo FIAPF, la Asociación Internacionales de Productores Cinematográficos. Incluso hay muchas obras que no sabes muy bien donde encajar, porque se presenta la duda de si meterla en animación o documental. Lo mismo ocurre con algunas secciones”

A451: ¿Cómo ha influido su anterior labor como programadora en el nuevo festival?

V.F.G: “Me ha ayudado mucho para enfrentarme al nuevo cargo, sin embargo la gestión y la administración pública es un mundo muy diferente, que conocía de cerca pero no la había vivido en primera persona”.

A451: ¿Pero sigue muy de cerca la programación?

V.F.G: “Sigo muy encima de la programación, probablemente porque por mi carácter siempre quiero controlar todo. Ahora tengo que asumir la dirección global y las tareas cambian, hay que conseguir un equilibrio para que el festival arranque en todas sus facetas. En la programación se vivía más tranquila, la verdad, pero ahora se disfruta desde otro lugar y es muy interesante”.

A451: ¿El cambio de imagen fue una de sus primeras medidas?

V.F.G: “Uno de mis objetivos fue acometer un cambio de imagen y desde el Ayuntamiento de Bilbao se tenía claro que habría que cambiar todo, ir hacia una imagen más actual. Mi objetivo era invitar a los artistas locales a que dieran una vuelta a la imagen. Para mí el trofeo físico de los Mikeldi era muy anticuado. Tenía mucho sentido celebrando el 60º aniversario”.

A451: Los premios de honor de este año también parecen una declaración de intenciones…

V.F.G: “Este año creo que la apuesta por el cine independiente es muy clara. Los premios al argentino Mariano Llinás y al tailandés Apichatpong Weerasethakul son dos claros ejemplos. Para mí tenerlos en el festival es muy importante. Por ejemplo, Llinás decidió estrenar su última obra en Zinebi a pesar de tener otras propuestas en España. Con ‘La flor’ vamos a hacer una performance”.

Mariano Llinás

A451: ¿Y que importancia tiene la ciudad?

V.F.G: “Yo siento que la calle está muy presente en Zinebi. Hay que tener en cuenta que en Bilbao hay mucha programación cinematográfica durante todo el año con festivales de derechos sociales, terror… Pero hay muchas otras opciones. Siempre siento que Zinebi es un festival muy querido por los ciudadanos que pueden acceder a un cine que habitualmente no se programa comercialmente”.

A451: Zinebi no es una apuesta de una única semana ¿no es así?

V.F.G: “Sí, durante todo el año seguimos realizando acciones sobre el festival. Tenemos tres líneas fundamentales, en primer lugar programamos películas en los diferentes distritos de la ciudad para que no todo se quede en el centro. Para mí esto también implica una labor pedagógica en los barrios y tiene mucho éxito, además de propiciar una reflexión interna. Por otro lado, colaboramos con otros festivales de la ciudad y finalmente, la tercera línea la llevamos a cabo fuera, con ciclos como los que se programan en la Filmoteca Española. También estamos presentes en otros festivales internacionales como Uruguay, Marsella, Oporto… Es muy importante que el festival esté vivo todo el año”.

A451: Salir fuera es clave para seguir creciendo…

V.F.G: “Viajamos al menos a un festival internacional al mes y luego también nos movemos mucho por los certámenes españoles, es fundamental ir a festivales que a lo mejor no son tan relevantes de cara al público pero donde se descubren joyas. En la sección de óperas primas siempre conseguimos ‘hits’ de otros festivales que luego tienen un gran recorrido. En este caso Locarno para nosotros es un referente. Es muy reconfortante que cierto cine independiente elija Bilbao para estrenar en España”.

Apichatpong Weerasethakul

A451: Ser un certamen calificador para los Oscar es una gran responsabilidad ¿cómo se gestiona?

V.F.G: “Es una responsabilidad ser festival calificador para los Oscar porque la categoría se revisa anualmente. Esto además conlleva un enorme trabajo porque de todo nuestro palmarés, la Academia de Hollywood nos solicita un informe para que argumentemos los galardones. También ocurre lo mismo con los BAFTA. Pero es una gran ilusión ver que después los cortos llegan. El año pasado el corto de animación que granó en Zinebi, ‘Negative Space’ de Max Porter y Ru Kuwahata, era genial y llegó a los Oscar. Los cortos lo que necesitan es visibilidad, porque calidad tienen mucha. Este año por ejemplo tenemos el estreno del último cortometraje de Marco Bellocchio, ‘La Lotta’, que estuvo en el pasado Festival de Cannes y creo que Marco Bellocchio no es cualquiera y fue él quien se empeñó en estar en Zinebi. Creo que es importante no hacer un festival hermético que sólo se limite a los diez días de festival, también es parte de nuestro trabajo ser un puente con otros festivales”.

A451: ¿Cuántos profesionales hacen posible Zinebi?

V.F.G: “Nuestro equipo está dividido en dos. Por un lado, el área de Cultura del Ayuntamiento de Bilbao, también dependemos del Teatro Arriaga, y luego tenemos el equipo de programación que son freelances, uno para cortos y otro para largos. Cabe señalar que recibimos casi 4.000 cortometrajes al año. El equipo de cortometrajes se pone ya a trabajar en febrero. Luego están los ciclos, las retrospectivas de los premios Mikeldi y este año, por ejemplo, tenemos previsto un ciclo sobre mujeres iraníes… Ahí contamos también con profesionales externos. También durante el festival hay otro personal eventual que hace posible el festival en sus diferentes sedes. Es un trabajo de todo el año y te aseguro que no solo se trata de ver películas”.

A451: ¿Cómo ha asumido el cambio de rol? ¿Es difícil toda la parte de gestión?

V.F.G: “Tengo la ventaja de trabajar para el Ayuntamiento de Bilbao y toda la parte de gestión es más sencilla con ellos al lado. Estamos muy protegidos en todo tipo de asesoría jurídica. No quiero pensar si no tuviera esta posibilidad. Solo hacer la licitación es un quebradero de cabeza. Zinebi es una gran apuesta del Ayuntamiento de Bilbao desde hace 60 años. Esta es un propuesta cultural que se defiende sola independientemente del quien gobierne. Creo que junto a San Sebastián y Valladolid somos de los festivales más antiguos de España”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.