El 54 por ciento de los actores españoles no trabajó en los tres últimos años

El 54 por ciento de los actores y actrices españoles no han conseguido trabajar ni un solo día en su profesión a lo largo de los tres últimos años, entre 2014 y 2016. Así se refleja en el Estudio sociolaboral del colectivo de artistas y bailarines en España, que la Fundación AISGE ha elaborado a partir de 3.282 encuestas a artistas del sector, que representan el 39 por ciento del total.

Según esta misma investigación, los actores que sí consiguen trabajar frente a la cámara o en los escenarios han sufrido una considerable merma en sus ingresos. El 29 por ciento de ellos percibieron menos de 600 euros anuales, mientras que los que no pasan de 3.000 euros al año son un 24 por ciento. Solo un 4,9 por ciento de los integrantes de la profesión obtiene unos ingresos superiores a los 30.000 euros anuales por el fruto de su talento artístico, según consta en la investigación, dirigida por el sociólogo Walter Actis.

aisge-estudio-hEste informe sociolaboral, que será presentado en su integridad a finales de septiembre en la sede madrileña de la Fundación AISGE, es el tercero de sus características que elabora esta entidad, la encargada de gestionar los derechos de propiedad intelectual de los actores, bailarines y directores de escena españoles. La existencia de dos estudios previos, fechados en 2004 y 2011, permite establecer comparativas y corrobora que la aguda crisis económica que ha atravesado España está siendo particularmente cruenta con los artistas. En 2011, de hecho, los actores que no habían trabajado durante los tres últimos años eran el 12 por ciento, una cifra muy similar a la de 2004 (14 por ciento). En este tercer estudio, sin embargo, este índice de desocupación se ha cuadriplicado.

Entre los artistas que sí trabajan, se reducen tanto los ingresos como los tiempos de trabajo. El 46 por ciento de los actores españoles no lograron trabajar más de 30 días a lo largo del año 2015, un porcentaje que en el año 2002 apenas superaba el 30 por ciento. A su vez, se incrementa el porcentaje de trabajadores sin contrato: un 12 por ciento en el momento actual frente al 6,2 por ciento que los estudios de la Fundación AISGE contabilizaron allá por 2011.

Ante esta situación, casi la mitad de los encuestados (el 46 por ciento) se están viendo en la obligación de compatibilizar su actividad artística con otras ocupaciones laborales. Algunos de ellos (el 20 por ciento) consiguen empleos más o menos afines a la actividad artística, como impartir cursos de interpretación o danza, tareas de producción, terapias de técnicas corporales, locución, música o canto, guion o dirección artística. Lo más habitual, sin embargo, es que las otras ocupaciones de los actores no tengan nada que ver con su vocación creativa. Los empleos ajenos al sector más habituales son, por este orden: docente, comercial, camarero, administrativo, autónomo, enseñanza de idiomas, hostelería, sanidad, teleoperador, traducción y azafato.

aisge-logoHaciendo balance de unos y otros ingresos, casi un tercio de los encuestados por la Fundación AISGE (el 32 por ciento) se encuentra por debajo del umbral de la pobreza, que en España se establece en torno a los 600 euros de ingresos mensuales. A ello se le suma que el 68 por ciento de los parados del sector no perciben ninguna prestación o ayuda.

De quienes sí obtienen algún tipo de respaldo, las ayudas de la Fundación AISGE permiten llegar a fin de mes al 4 por ciento de la población. Un porcentaje muy superior, por ejemplo, al de los servicios sociales públicos, que apenas atendieron al 1,3 por ciento de los desempleados.

El volumen de la encuesta también permitirá sacar conclusiones en función de género, y en este apartado se corroboran las peores sospechas. La tasa de desocupación es mayor entre actrices que entre actores (51,6 frente al 45,4 por ciento). Ellas trabajan menos días al año y predominan en el segmento de quienes ganan menos de 600 euros anuales (34,8 frente al 23,9 por ciento). Los actores, en cambio, son mayoría en todos los tramos de ingresos superiores a 6.000 euros anuales.

El Estudio sociolaboral del colectivo de artistas y bailarines en España también permitirá conocer datos comparativos en función de las franjas de edad. Por lo pronto, en este primer avance se refleja que las personas más jóvenes disfrutan de algo más de trabajo que las mayores. Hay un 48 por ciento de empleo entre los menores de 35 años, mientras que solo trabajan el 43 por ciento de los mayores de 45. En contrapartida, también entre los jóvenes es mucho mayor la incidencia de quienes trabajan sin contrato.

La Fundación AISGE seguirá procesando a lo largo del verano toda la ingente cantidad de información acumulada en estas 3.282 encuestas para ofrecer la perspectiva más amplia y rigurosa sobre la situación del sector. El volumen de respuestas es lo bastante representativo en todas las comunidades autónomas.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.