El audiovisual europeo une fuerzas para pedir medidas urgentes que salvaguarden el presente y el futuro del sector

Las principales asociaciones, federaciones y entidades del audiovisual de Europa ha firmado declaración conjunta sobre la crisis del COVID-19 para solicitar medidas específicas que salvaguarden el tejido industrial presente y futuro del sector en la Unión Europea.

Entre los firmantes se encuentran también las principales asociaciones gremiales españolas, además de entidades de gestión, grupos empresariales del sector audiovisual o incluso instituciones del ámbito deportivo nacional. Entre el casi centenar de firmantes aparecen asociaciones españolas de productores como AEC (Asociación Estatal de Cine), PIAF (Productoras Independientes Audiovisuales Federadas), Profilm (asociación de empresas españolas que prestan servicios a la producción internacional), Diboos (Federación de Productores de Animación), la Federación de Distribuidores Cinematográficos (Fedicine), entidades de gestión de derechos como SGAE y DAMA, empresas audiovisuales como Mediapro o incluso La Liga de fútbol profesional, entre otros agentes de la industria audiovisual española.

audiovisual europeo

En el comunicado el sector del cine y el audiovisual de Europa exige una acción urgente por parte de los responsables en la toma de decisiones de la UE y en los Estados miembros para salvaguardar el futuro del sector a raíz del brote de COVID-19, continuando con las medidas iniciales de emergencia anunciadas a nivel nacional, que incluían fondos para películas y otras acciones.

Los firmantes creen que es necesario implementar nuevas medidas porque “nos enfrentamos a una profunda crisis para la creatividad y la cultura en Europa, tanto para las
empresas como para particulares”.

El sector audiovisual europeo asegura que son parte esencial de la cultura europea y por tanto un actor clave para forjar la identidad de Europa y su cohesión social, a la par que un importante contribuyente de la economía y en la generación de empleo. Por lo esa razón “urge una intervención inmediata porque sin el compromiso de los líderes europeos y nacionales, el sector cinematográfico y audiovisual en Europa no podrá recuperarse del impacto sin precedentes de la crisis sanitaria actual”.

Las entidades adheridas a la declaración conjunta piensan que el sector podría desempeñar un papel importante en el proceso recuperación al que se va a enfrentar la sociedad europea en los próximos meses y años, pero únicamente si se puede salvar su infraestructura básica del audiovisual.

El sector audiovisual europeo se caracteriza por una economía basada en proyectos temporales y negocios irregulares, a través de un vasto ecosistema interconectado que va desde el desarrollo del proyecto, la financiación, la producción, la exhibición, la distribución y todas las formas de transmisión de las obras. Está integrado por numerosos creadores individuales, empresas de todos los tamaños, incluyendo multitud de Pymes y autónomos que se han visto envueltos en una crisis social y económica sin precedentes como resultado de la pandemia. Nada ni nadie se ha librado y aseguran que “cada segmento del sector desde el desarrollo del proyecto, a la financiación, la producción hasta la exhibición, la distribución y la transmisión tendrán sus propios desafíos específicos en el futuro. También será diferente el impacto en cada territorio. Pero lo que es seguro es que ese impacto negativo no se detendrá cuando la actividad normal se reanude en la sociedad, sino que continuará a medio y largo plazo debido a la idiosincrasia del sector”.

Aunque el consumo de contenidos audiovisuales en casa durante el confinamiento ha contribuido a ofrecer un sentido de unidad, esto no se ha traducido en una mayor creación de empleo ni ha reducido las pérdidas en el sector cinematográfico. Tampoco habrá una recuperación inmediata de la inversiones, con la simple reanudación de la producción, la exhibición o las actividades de distribución, ni se reactivará pronto la financiación para el desarrollo de proyectos futuros.

El sector audiovisual europeo solicita apoyo financiero urgente ahora y en los próximos meses, “para salvaguardar el ecosistema cinematográfico y audiovisual existente, además de apuntalar el futuro del sector en Europa, que sufre debido a las medidas de distanciamiento social y sus consecuencias”. Por que sus responsables creen que “la crisis en del sector audiovisual se sentirá mucho más allá del período de confinamiento”.

El sector cinematográfico y audiovisual en Europa puede ser un catalizador para los debates esenciales a los que se enfrentarán próximamente las democracias europeas, además de un agente esencial para sentar las bases de un nuevo futuro europeo compartido.

Declaración conjunta completa del sector audiovisual y cinematográfico europeo

-Publicidad-

1 COMENTARIO