El estadounidense Ross McElwee recibe el premio honorífico de DocumentaMadrid que reunirá a más de 80 profesionales hasta el 13 de mayo

Publicado por

El Festival Internacional de Cine Documental, DocumentaMadrid ha arrancado con la presencia de dos de los grandes cineastas protagonistas de la decimoquinta edición: el estadounidense Ross McElwee y la directora letona Laila Pakalnina.

Andrea Guzmán, Ross McElwee y David Varela,

Andrea Guzmán y David Varela, codirectores artísticos del festival de cine documental del Ayuntamiento de Madrid, dieron la bienvenida a los asistentes a la decimoquinta edición, acompañados por Luis Cueto, Coordinador General de la Alcaldía, con un llamamiento a disfrutar y compartir las decenas de películas que pasarán por las múltiples pantallas del festival: “es posible que todas las historias hayan sido contadas alguna vez. Lo bonito es tener la oportunidad de disfrutar y de programar —que no es otra cosa que compartir— las diversas formas de contarlas que pueden existir”, explicaba Andrea Guzmán ante una sala abarrotada de cineastas y distintas personalidades de la política madrileña y la cultura.

Varela se felicitaba por la pervivencia del festival en el siempre convulso mapa de festivales de cine en España: “me temo que la crisis ha sido en muchas ocasiones una excusa política para justificar el aniquilamiento o la desatención de una cultura crítica, y por lo tanto incómoda. Es casi un milagro que un evento cultural como DocumentaMadrid haya llegado hasta aquí, hasta esta edición, sobre todo teniendo en cuenta que ha pasado por el centro del tornado de una crisis que se ha llevado por delante tantos otros proyectos sociales y culturales”. Antonio Delgado, impulsor del festival y director de DocumentaMadrid entre el 2004 a 2012, también intervino durante el acto: “creo que DocumentaMadrid está en buenas manos, ha tomado un buen rumbo y tiene el potencial para convertirse en un festival aún más relevante a nivel internacional”.

Yolanda Pividal, coordinadora artística de Cineteca Madrid, señaló: “es una auténtica hazaña que DocumentaMadrid cumpla 15 años siendo el único festival en España, y casi diría a nivel internacional, dedicado al documental que sea completamente público, como también lo es la Cineteca. DocumentaMadrid es un festival maravilloso y, al ver la programación de este año, creo que deberíais directamente acampar aquí en Cineteca”.

En representación del Ayuntamiento de Madrid intervino Luis Cueto, el Coordinador General de la Alcaldía: “Frente a las fake news y tanta intoxicación informativa, es muy bienvenida la oxigenación creativa que propone DocumentaMadrid”, señalaba Cueto. “De la capacidad creativa y fílmica de sus autores dependerá que nos llegue con fuerza cada tema, pero el documental siempre será un bombazo a la conciencia, que normalmente las noticias no te dejan digerir”. Cueto explicó: “Madrid se percibe como una ciudad rebelde, que no se conforma. En las mareas blancas, verde, en la guerra de Irak, contra este gobierno y contra el que venga. Es una ciudad contenta de sí misma pero nunca complaciente. Estamos muy orgullosos de que Madrid tenga este festival como su enseña y Cineteca como su buque insignia”.

El cineasta estadounidense Ross McElwee recibió el premio honorífico del Festival DocumentaMadrid de manos de los directores del festival tras la proyección de una emotivo ensayo audiovisual con forma de falsa entrevista con extractos de sus películas que dialogan con “nuestro querido cineasta de referencia, un autor que hace de su vida una película una y otra vez”, explicó Andrea Guzmán.

McElwee se definió a sí mismo como un atento observador de la vida cotidiana y en su intervención quiso rememorar su anterior viaje a Madrid, cuando apenas tenía veinte años. “Yo no quería irme de aquí sin visitar el Museo del Prado… Recuerdo cómo me impresionaron los caprichos de Goya. Ahora sé que sus dibujos tuvieron un efecto sobre mí. Él era un gran observador de la vida cotidiana, una suerte de periodista y casi diría un director de cine documental. Su honestidad con la que retrataba la vida me influyó. Eso sí, a diferencia de Goya yo intento observar el mundo con un punto de humor”.

DocumentaMadrid, en colaboración con Filmoteca Española, dedicará una extensa retrospectiva a su filmografía que podrá verse en el Cine Doré durante el mes de mayo. McElwee también ofrecerá el viernes 4 en el Cine Doré una clase magistral titulada “Sherman Redux – Un work in progress”, en la que analizará el proceso creativo de su próxima película en primicia durante el festival.

Ross McElwee

La otra protagonista de la gala de inauguración fue la directora letona Laila Pakalniņa quien agradeció al festival la invitación con un divertido juego en referencia a los quince años del festival: “creo que DocumentaMadrid es un festival con mucho estilo; celebra su decimoquinta edición programando quince de mis películas y me habéis dado el asiento número 15. Al llegar al hotel también contaré las flores de este ramo”. DocumentaMadrid acoge en esta edición una extensa retrospectiva de sus películas que captan la cotidianidad como una invitación a mirar lo ordinario desde una perspectiva singular, y en ocasiones, lúdica. Sobre la directora de títulos como Dream Land y Hello Horse! Elīna Saldovere, representante de la Embajada de Letonia en España destacó: “Letonia es un país de artistas, músicos, directores de cine y deportistas muy talentosos. Es un año muy especial para nuestro país pues celebramos nuestro Centenario y nos complace presentar esta noche a Laila Pakalnina, célebre cineasta conocida mundialmente y muy querida en Letonia, en cuyas películas la historia se vincula con el presente”.

David Varela explicó el nexo común en la obra de los grandes cineastas que se podrán descubrir en la decimoquinta edición del Festival DocumentaMadrid: desde Alain Bergala, Agnes Vardá, Ross McElwee a Laila Pakalnina, Fernando Birri, João Moreira Salles o Eduardo Coutinho, entre muchos otros. “En sus aparentes diferencias les une el humanismo, el deseo, el juego, el placer, la carencia absoluta de sentimentalismos y paternalismos. La reformulación creativa y crítica de la realidad y del propio medio cinematográfico. En su cine no se juzga; se observa, se escucha, se participa, se comprende al otro y se trata de comprenderse a uno mismo. No se cae nunca en la soberbia, en el axioma, en la certeza, en la odiosa e imposible objetividad”.

La gala culminó con la proyección de ‘Antígona’, del mexicano Pedro González Rubio. “Quiero dedicar esta proyección a los estudiantes de cine atrozmente asesinados recientemente en mi país”. González Rubio se refirió a la universidad pública mexicana UNAM como un “bastión del pensamiento progresista en Latinoamérica”, y cerró su intervención con una clara declaración de intenciones: “Quiero despedirme con el recuerdo a lo que dijo Antígona 400 años antes de Cristo: no nací para compartir odio, sino amor”. Su largometraje retrata a un grupo de estudiantes de la UNAM, que preparan la tragedia griega sobre el poder y la voluntad de hacer lo correcto. La vida, el teatro y la ficción se entretejen en este título que ha sido el primero de las más de cien películas que se proyectarán entre las sedes de Cineteca Madrid, Filmoteca Española-Cine Doré, Casa de América, Casa del Reloj, Sala Equis y ocho centros culturales repartidos por Madrid.

Además de una amplia programación de cine documental, la XV edición del festival reunirá a más de ochenta invitados y profesionales de todo el mundo que se reunirán en Madrid para participar en las distintas actividades programadas por el festival: Seminario ‘Pedagogías de la Creación’, I Foro Profesional Corte Final, encuentros de directores, mesa de trabajo Ibermedia, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.