El Museo Reina Sofía y Documenta Madrid proyectan online tres películas de la cineasta recientemente fallecida Sarah Maldoror

El Museo Reina Sofía, en colaboración con Cineteca Madrid (espacio del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento) y el festival Documenta Madrid, va a poner a disposición del público en su página web (www.museoreinasofia.es) y solo durante este fin de semana, tres piezas cinematográficas de la cineasta Sarah Maldoror, recientemente fallecida en París debido al coronavirus a la edad de 91 años.

Maldoror fue pionera del cine feminista y anticolonial y es autora de una filmografía en la que el teatro y la poesía dialogan con la imagen. Documenta Madrid y el Museo Reina Sofía realizaron la primera retrospectiva internacional sobre Maldoror en mayo de 2019 bajo el título Sarah Maldoror, poeta y cineasta de la negritud.

Sarah Maldoror
Sarah Maldoror

Una de las piezas que ahora se podrán ver es el cortometraje ‘Miró, peintre’ (Miró, pintor, 1980), un breve trabajo para la serie televisiva ‘Aujourd’hui en France’ (Hoy en Francia). La reseña de una exposición de Miró en la Fundación Maeght ofrece la oportunidad de aproximarse al artista surrealista desde los temas centrales de Maldoror: el teatro, la interrelación entre las artes y la transformación de la experiencia infantil a través del arte. El conjunto resulta como una obra de Joan Miró trasladada a la vida real. Ésta será la primera proyección tras su pase en televisión en 1980.

La segunda pieza es ‘Un dessert pour Constance’ (Un postre para Constance, 1980), una inusitada comedia costumbrista sobre la vida de un grupo de migrantes africanos en París. Amable y corrosiva a partes iguales, dos barrenderos africanos encuentran un recetario clásico de cocina francesa, que estudian como divertimento hasta convertirse en verdaderos expertos, ganando el primer premio en un programa de televisión típico de la clase media francesa.

Y por último se podrá ver ‘Scala Milan AC’ (2003), en la que un grupo de jóvenes de la banlieu de St. Denis, de distintas procedencias étnicas y geográficas, participa en un concurso escolar para contar su barrio, y cuyo premio es un viaje a Milán. Con la colaboración del histórico músico de jazz Archie Shepp, configuran un himno poético a la Francia racializada e invisibilizada que se eleva sobre la marginación. La película, también producida por otra cineasta, Agnès Varda, es una colaboración en su propia factura entre la cineasta y los adolescentes.

El año pasado Festival Documenta Madrid y el Museo Reina Sofía organizaron el ciclo de cine Sarah Maldoror, poeta y cineasta de la negritud, que mostró por primera vez gran parte de la obra de esta activista, cineasta y artista, pionera en el cine panafricanista. La retrospectiva redescubrió el trabajo de Maldoror que, pese a su enorme compromiso en el movimiento decolonial y en las luchas por la diversidad social desde 1960, era ampliamente desconocido. La poesía, el jazz y la conciencia política fueron aspectos muy recurrentes en sus casi cuarenta películas. Su obra está siendo recuperada desde entonces por festivales, filmotecas y centros de arte.

-Publicidad-