El VoD en España: Afilando los cuchillos…

- Publicidad -

La llegada de Netflix al mercado español va a provocar lo más parecido a un terremoto en el consumo de contenidos bajo demanda. Pero no hay que pasar por alto que desde hace años son varias las plataformas que están en marcha luchando por conseguir una base de abonados estable, lo cual sólo se logra con contenidos variados, calidad de imagen y sonido, acceso desde múltiples dispositivos y un precio atractivo. Una ecuación nada fácil en un país en el que piratear es la norma, en el que apenas hay cultura de televisión de pago y en el que la población está envejecida.

España es early adopter en el aspecto tecnológico, somos el país con mayor penetración de smartphones, contamos todo en redes sociales pero en lo referente al consumo audiovisual seguimos siendo muy tradicionales. La televisión en abierto manda, somos el único país del mundo con 16 ediciones de ‘Gran Hermano’, y seleccionamos cada vez más qué vamos a ver al cine. Las cañas en los bares están por encima de una cuota mensual de abono a cualquier servicio de pago, ya sea de música, de televisión o de contenidos audiovisuales en general. Ni siquiera los partidos de fútbol han sido suficientemente atractivos como para que España alcance las cuotas de abonados de otros países europeos. Y mientras Mediapro y Telefónica siguen a la gresca por la Champions League, Filmin, Wuaki.tv o Atresplayer (antes Nubeox y sin el partido en abierto de la Champions que ahora tiene Atresmedia) han tenido que hacerse hueco en el mercado a base de películas, series, documentales y contenidos para niños.

Cucumber
La serie británica ‘Cucumber’ se puede ver en Filmin.

Después de muchos años trabajando resulta que Netflix parece la única solución para los consumidores, aunque ya se está advirtiendo de que algunas de sus series bandera, como ‘House of Cards’ u ‘Orange is the new black’ no podrán verse porque sus derechos están cedidos a Yomvi. Una vez más el contenido es la clave y por ello Atresplayer, cuando todavía se llamaba Nubeox, firmó, por ejemplo, con Warner para traer a España los capítulos de ‘The Big Bang Theory’ antes que la propia TNT; Wuaki.tv consiguió incluir en su oferta múltiples series de la venerada HBO y contenidos infantiles de Viacom; y Filmin ha optado por títulos británicos, unos más clásicos de ITV o BBC, y otros más independientes, haciendo gala de su naturaleza, como ‘Cucumber’ o ‘Banana’. Por su parte, Yomvi presume de catálogo y de haber heredado la última tanda de series adquiridas por Movistar Series, como ‘Better Call Saul’, ‘The Affair’ o varias de producción europea.

-Publicidad-

El usuario siempre quiere más. Si ya ha visto ‘Breaking Bad’, ahora quiere seguir con ‘Mad Men’, y de vez en cuando se distrae con ‘Bones’ o ‘Anatomía de Grey’. Además lo quiere ver en la máxima calidad y con posibilidad de versión original subtitulada, y por supuesto, al ritmo de estreno en Estados Unidos. A ser posible quiere tener la opción de verlo en el iPad antes de dormir porque el televisor del salón está monopolizado por los padres. En este sentido, el usuario es lo más parecido a un zombi insaciable.

Atresplayer, el híbrido entre gratis y de pago

AtresplayerLos últimos meses han sido especialmente movidos entre las plataformas españolas y todo apunta a que están afilando los cuchillos ante la llegada de Netflix, cuya marca es muy potente incluso antes de haber presentado una oferta oficial de precios y catálogo para España. En agosto, Nubeox, puesto en marcha por Atresmedia en 2012, se integraba en Atresplayer, un paso considerado “natural” en la compañía. José Manuel González Pacheco, director general de Atresmedia Digital, comenta a Audiovisual451: “Atresplayer es un producto consolidado, una plataforma a la que los usuarios ya están acostumbrados y que cuenta con un promedio de dos millones y medio de usuarios únicos mensuales. Con este movimiento, lo que hacemos es reforzarla y ampliar su horizonte, de forma que empiece a introducirse en la mente del consumidor que no es sólo el lugar donde consumir el contenido de Atresmedia, sino que queremos crearle una oferta audiovisual lo más completa posible que cubra todas sus necesidades de entretenimiento e información”. Según González Pacheco, Atresplayer cuenta con “series, programas y directos, un catálogo de más de 700 películas y el acceso al mejor cine y ficción nacional e internacional”. No cabe duda de que Series Atresmedia se ha convertido en un sello muy atractivo que reúne muchas noches a la semana a tres y cuatro millones de espectadores frente al televisor y que es una baza para atraer usuarios a Atresplayer. De hecho, ‘El tiempo entre costuras’ fue de las primeras series de la casa que no estuvo disponible online de manera gratuita después de su emisión en televisión.

La oferta comercial de Atresplayer tiene “un servicio de videoclub desde el que poder alquilar por 3,99 euros títulos tres semanas después de su estreno en salas de cine. Estas películas también están disponibles en la modalidad de compra”. Por otro lado, Atresplayer Premium incluye series y programas de Atresmedia de catálogo y preestrenos, y ahora ha incorporado “películas y series complementarias fruto de los acuerdos con distribuidoras y estudios, en un modelo de suscripción al competitivo precio de 2,69 euros al mes”.

Al igual que sucede con la promoción de las películas producidas por Atresmedia Cine o por Telecinco Cinema, otro de los puntos fuertes de Atresplayer radica en su capacidad de darse a conocer. Antena 3 y La Sexta ya son buenos escaparates para promocionar el videoclub y la división digital del grupo cuenta con numerosas webs de diferentes temáticas donde “colar” autopublicidad. Sin olvidar las emisoras de radio y los otros canales de TDT en abierto de Atresmedia.

Wuaki.tv, ahora offline y expandiéndose

Wuaki-TVPor su parte, Wuaki.tv acaba de anunciar que alrededor del 90 por ciento de sus contenidos podrá ser consumido sin necesidad de conexión a Internet, previa descarga por parte del usuario en su dispositivo. Un camino que ha iniciado Amazon en algunos mercados y que responde a una de las peticiones más deseadas por los clientes. Un vuelo de siete horas se hace más llevadero con unas cuantas películas en la palma de la mano y de esta manera también se le entrega más control todavía al consumidor sobre su cuota mensual. Por el momento, los contenidos de Wuaki Selection (series HBO, películas muy variadas y demás) no contemplan esta opción pero aseguran que están trabajando para que pueda ser así en un futuro. Además, ha introducido el pago a través de PayPal hace escasas semanas.

La compañía que fue adquirida por Rakuten en 2012 está muy centrada en su expansión internacional, pero no descuida su oferta nacional: “En España se puede disfrutar de la suscripción a unos ocho mil contenidos en SD y HD y en Versión Original o doblada por 6,99 euros al mes, o mediante la compra o alquiler a partir de 1,99 euros”, comenta Jacinto Roca, director general y fundador de Wuaki.tv, quien también asegura que, con los datos más recientes, tienen cerca de 2,5 millones de usuarios sumados los cinco mercados donde está presente.

El videoclub fichó en marzo de este 2015 a Sébastien Janin, un ex directivo de iTunes, para liderar el desembarco de Wuaki.tv en otros mercados. “Actualmente tenemos presencia en España, Italia, Alemania, Inglaterra y Francia, próximamente en Irlanda y Austria, y con previsión de estar presentes en otros tres países europeos a finales de 2015”. Meses antes, introdujeron a Sidharth Jayant, procedente de Samsung Electronics, como director global de producto. Según revelaron a finales de 2014, el principal consumo de contenidos de Wuaki.tv se realiza a través de Smart TV, seguido de smartphones y tablets, la propia web y, por último, en videoconsolas.

Filmin, el independiente más completo
“Nuestro cometido es ofrecer cine y series más allá de Hollywood, es algo que tiene más sentido que nunca porque, de alguna manera, invitamos al usuario a descubrir nuevas películas o filmografías, eso no es sinónimo de denso y oscuro”

Filmin 2015El Deseo, Avalon Distribución, Golem Distribución, Wanda Films, Vértigo Films, Tornasol Producciones, Versus Entertainment y Alta Films fundaron en 2007 Filmin, una plataforma que tiene por bandera el cine independiente. “No creo que el cine independiente sea nuestro techo, tampoco pretendemos jugar en la misma liga de Movistar+ o Netflix, nuestra función es la de dar a conocer cine independiente, clásico y series, y por independiente puedes entender Quentin Tarantino en sus orígenes, Christopher Nolan en ‘Memento’ o Campanella en sus inicios. Cualquier persona aficionada al cine querrá ver esas películas y seguramente le gustarán. Hay muchísimo por ver en este mundo, hay espacio para todos y nuestro cometido es ofrecer cine y series más allá de Hollywood, es algo que tiene más sentido que nunca porque, de alguna manera, invitamos al usuario a descubrir nuevas películas o filmografías, eso no es sinónimo de denso y oscuro, por ejemplo, en cine para niños hay terror, suspense o humor desternillante. Este verano hemos estrenado series británicas como ‘Banana’, ‘Cucumber’, ‘Fleming’, el documental nominado al Oscar ‘Buscando a Vivian Maier’, muy en la línea de ‘Searching for Sugar Man’ y acabamos de lanzar ‘Plastic Galaxy: La historia de los juguetes de Star Wars’”, comenta Jaume Ripoll, cofundador y director de contenidos y desarrollo de Filmin. “Somos complementarios pero somos necesarios”, sentencia.

Es ahora, siete años después cuando la plataforma acaba de acometer “una actualización a todos los niveles: técnico, estructural y de diseño. Era necesario migrar la arquitectura de la plataforma para llegar a más dispositivos y poder añadir más elementos innovadores”, asegura Ripoll. Pionero es una de las palabras que más le gusta pronunciar al ejecutivo, y es que Filmin fue la primera en ofrecer tarifa plana en España, contenidos en Versión Original Subtitulada y en HD. Hoy en día siguen con sus exquisiteces, como cine en catalán, canales temáticos, festival propio online (Atlántida Film Festival) o el apoyo económico de la Unión Europea. También hay que destacar que la empresa es un 35 por ciento francesa después de que en noviembre de 2014 la plataforma de cine online UniversCiné Francia entrara en el accionariado del videoclub. Y este mismo año ha puesto en marcha Filminlatino de la mano del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) con un catálogo inicial de 480 títulos. No se le escapa el potencial del mercado latinoamericano.

“Tenemos tres tipos de usuarios: uno de ellos es un público urbano de entre 20 y 38 años, universitario o post-universitario, con inquietudes culturales. Otro serían los mayores de 45 años, espectadores ocasionales que se guían por un éxito en los Goya, por ejemplo, o por películas que tocan temas ligados a la actualidad; y después tenemos un público mayor de 60 años que se reencuentra con un cine que hacía mucho tiempo que no veía y que se topa con otro cine nuevo para él, además, como tiene bastante tiempo libre, lo disfruta muchísimo”, asegura a este medio Ripoll. Sin ofrecer un número concreto de usuarios por considerar que los criterios de medición no están unificados, Filmin asegura que ha crecido un 40 por ciento en el primer semestre de 2015 y espera que la tendencia siga siendo positiva al aumentar el número de dispositivos en los que está presente.

Con un aire similar nació hace algo más de un año Cineonline, una plataforma impulsada desde la productora Aliwood y la distribuidora Alimpro Films que sólo cobra por película y se acerca lo máximo posible al estreno en salas, a veces lo simultanea. Pero su catálogo es reducido.

Para cine español, sigue en marcha Filmotech.

Yomvi, ahora de Telefónica
Juego de tronos
‘Juego de Tronos’ es uno de los contenidos más vistos de Yomvi.

Finalmente sucedió y Telefónica compró Canal+ para crear Movistar+. Este hecho ha conllevado que Yomvi sea ahora una marca de la teleco y sea uno de los servicios bajo demanda con mayor número de usuarios. Parte de su catálogo está abierto a los 3,6 millones de abonados de Movistar+ y se puede acceder tanto desde el descodificador como desde las apps en diferentes dispositivos. Dependiendo del contrato mensual, el usuario accederá a más o menos contenidos.

Según Rentrak, encargada de medir el consumo bajo demanda de Yomvi, en agosto había 467.842 dispositivos activos que accedían al servicio, pero en enero de 2015, un mes invernal más dado al consumo audiovisual que el verano, se superaron los 650.000. También influyeron los regalos de Navidad y las promociones especiales. La realidad es que se sobrepasan con creces los 4 millones de reproducciones mensuales de Yomvi desde diciembre de 2014, con la tablet como la pantalla estrella, aunque el descodificador del televisor sigue siendo el dispositivo donde más largas son las sesiones.

Los canales más exitosos en Yomvi suelen ser la marca de la casa, es decir, Canal+ Series, Canal+ Estrenos o Yomvi Play, un servicio con cinco mil títulos que nació en marzo de 2015 con un precio reducido: 6 euros al mes más IVA y abierto a cualquier usuarios, sin necesidad de estar abonado al entonces todavía Canal+. Ahora está integrado dentro de las ofertas comerciales de Fusion de Movistar. Y en cuanto a los contenidos concretos más vistos en Yomvi, en agosto han destacado ‘Outlander’, ‘Juego de Tronos’ y ‘Penny Dreadful’. Las películas con más reproducciones dejan ver que las vacaciones infantiles mandan en verano con ‘Big Hero 6’ como el largometraje más visto, seguido de ‘Dos tontos todavía más tontos’ y ‘Ninja Turtles’.

La producción propia es un camino que Telefónica está tomando tanto en cine como en televisión. Si hace dos años presentaban en el Festival de San Sebastián a bombo y platillo Telefónica Studios, compañía dedicada a entrar en proyectos cinematográficos, ahora se están sucediendo las noticias sobre próximos programas televisivos. En marcha tiene dos series de televisión, una con Alberto Rodríguez y otra con David Trueba, con quien además está grabando un nuevo capítulo de ‘¿Qué fue de Jorge Sanz?’, una de las pocas series originales de Canal+. Telefónica acaba de fichar a Andreu Buenafuente para un show de humor y está emitiendo programas de deportes que compiten directamente con los de Cuatro y La Sexta. Todos estos contenidos nacen con la intención de dotar de exclusividad a Movistar+, lo que redunda directamente en Yomvi.

Esta fórmula es la que están aplicando Netflix, Hulu, Amazon, la de la producción propia. En el mercado hay muchos competidores, si se tiene en cuenta que HBO o Showtime, dos de las marcas de ficción más relevantes a nivel mundial, tienen sus propios servicios online sin necesidad de abonarte a un paquete de canales abultado. Las posibilidades de que cada estudio lance sus propias apps y venda directamente su propio contenido es otra hipótesis de futuro modelo de negocio. Mismamente, Disney lanzó en España el pasado mes de mayo y sólo en Yomvi el servicio Disney Channels Pop Pick, que renueva contenidos cada mes y que permite recuperar series y ver las nuevas antes que el estreno en los propios canales lineales de Disney en nuestro país. Ha nacido bajo el amparo de Yomvi, pero bien podría ser una app descargable sin necesidad de intermediario.

Y esto sin mencionar los canales oficiales de YouTube y los planes que se rumorea tiene la plataforma de vídeo de Google para ofrecer ya en serio contenido de pago. Por su parte, Vimeo lleva más de un año con Vimeo On Demand, un servicio de suscripción mensual en el que disfrutar de producciones que proceden de cualquier parte del mundo y cuyos creadores han decidido compartir en Vimeo. Además, la plataforma muy valorada por profesionales está destinando dinero propio a impulsar las carreras de jóvenes talentos. Es decir, está creando un catálogo con sello propio.

Por otro lado, Vodafone ha anunciado que integrará en su oferta televisiva la de Netflix.

¿Es el mercado español un mercado maduro para el VoD?

Mando TVEl mercado de la televisión de pago en España nunca ha sido especialmente boyante. Gracias a la ofensiva comercial de Telefónica la penetración ha aumentado notablemente y se están incluso superando ligeramente las cifras pre-crisis, pero cuesta pasar del 25 por ciento de la población. Nada que ver con los vecinos europeos: Reino Unido, Portugal, Alemania, Francia tienen unas bases de abonados envidiables. Esto se refleja también en el negocio de los videoclubs online, azotados más aún por la piratería.

Según el director general de Atresmedia Digital, “España es un mercado emergente, en el que ya existen ciertos antecedentes. Sin ir más lejos, la propia plataforma Atresplayer, antes de la integración con Nubeox, ya disponía de una modalidad de servicio de pago (Atresplayer Premium) en que se incluían algunos contenidos (que siguen presentes en esta oferta), como series y programas de catálogo ya no en emisión y pre-estrenos de series antes de su emisión en televisión, y que, hasta la fecha, ha proporcionado unas cifras satisfactorias de usuarios de pago y abonados, nacionales e internacionales, dentro de nuestras expectativas y objetivos”. Y Sánchez Pacheco reconoce: “Somos conscientes de que aún queda camino por recorrer y de que se trata de un mercado que debe desarrollarse de manera significativa; pero esta operación de integración es el claro ejemplo de que apostamos por esta modalidad de explotación y que creemos en ella.”

Por su parte, Jacinto Roca declara: “El mercado español es un mercado joven y en constante crecimiento, por eso desde Wuaki.tv apostamos fuertemente ofreciendo mejores contenidos e innovaciones técnicas, para poco a poco alcanzar niveles de otros países como puede ser el Reino Unido”.

Filmin: “La función de las plataformas es darnos a conocer mejor, vendernos mejor, dar a entender que por 8 euros al mes el usuario tiene miles de series, películas y documentales.”

Ripoll, de Filmin, cree firmemente en las  empresas españolas: “En España hay mejor oferta de lo que la gente sabía y de lo que las plataformas hemos sido capaces de dar a conocer. Ahora está mejor que nunca, si vas a otros países de Europa, te darás cuenta de que la oferta de España no tiene nada que envidiar y más aún por el precio tan asequible que tenemos. La función de las plataformas es darnos a conocer mejor, vendernos mejor, dar a entender que por 8 euros al mes el usuario tiene miles de series, películas y documentales. En España es un lujo, por ejemplo, que Yomvi ofrezca una serie de HBO al día siguiente de su estreno en Estados Unidos, o series en exclusiva como tiene Wuaki.tv”. En cuanto a la piratería se pronuncia: “La mejor manera de convencer al usuario de que pague es ofrecerle una cuota mensual asequible para tener acceso a un catálogo amplio, es mucho mejor que andar buscando en páginas y páginas de enlaces, perderse en webs porno, andar buscando un subtítulo sincronizado… Lo mejor es encender tu suscripción según llegas a casa y empezar a ver”, algo que se ha simplificado con plataformas como Popcorn Time. Nos guste o no la piratería siempre estará ahí por muchas medidas que se tomen a nivel legal. Algunos cadáveres ya se han quedado por el camino, ya sea por la piratería o por no tener suficiente músculo financiero, uno de los más recientes es Magine, que en otros mercados europeos sigue su marcha. Por su parte, TotalChannel fue rescatada por Mediapro al poco de ponerse en marcha y ahora su mayor atractivo es la Champions League.

El hecho de que Netflix entre en España es, para muchos, la prueba de que hay negocio.

La reducción de los tiempos entre las ventanas de explotación

Desde hace tiempo buena parte del sector audiovisual viene reclamando una revisión de la política que marca los tiempos a la hora de permitir que una película que ya ha terminado su vida en salas de cine llegue más rápidamente a las siguientes ventanas de explotación: Internet, DVD, televisión… Ya se han dado varios ejemplos de películas que han tenido estreno simultáneo en salas y en Internet, pero los distribuidores tradicionales de Hollywood siguen siendo un hueso duro de roer. Posiblemente por encima del hecho de que la conexión a Internet no llega por igual a todos los rincones de España, lo que impide una entrega del contenido con tanta calidad como se promete y como busca el usuario, está el gran obstáculo de los derechos de los contenidos.

“Desde Wuaki.tv creemos que la ventana de explotación debería reducirse y así poder ofrecer un producto más fresco, es decir, con la menor diferencia temporal posible respecto a la fecha de estreno en cine.”

Este verano, Paramount llegaba a un acuerdo en Estados Unidos con el circuito de cines AMC para que las películas ‘Paranormal Activity: The Ghost Dimension’ y ‘Scout’s Guide to the Zombie Apocalypse’ se pudieran ver online tan sólo 17 días después de que desaparecieran de la cartelera, en lugar de tener que esperar unos tres meses. Un experimento que si bien se ha aplicado a dos títulos menores indica que algo le está picando a una industria que también debe adaptarse a los hábitos de las nuevas generaciones e incluso al ritmo diario y semanal que impone la televisión, más venerada hoy en día que el cine.

En España, todas las plataformas online se muestran a favor de un cambio en las ventanas de exploración: “Indudablemente, los usuarios demandan la mayor rapidez posible en el acceso a sus contenidos favoritos. En este ámbito, nos encontramos, en cierta medida, sujetos a unas reglas de mercado que escapan de nuestra influencia; pero, en su contexto, ofrecemos los contenidos tan rápido como es posible. Un buen ejemplo de nuestra proactividad en este campo es la política de pre-estrenos online de capítulos de series antes de su emisión por televisión, que venimos realizando desde hace varios años. Y la ventaja adicional de disponer de un bloque de contenidos (algunos de los procedentes del Grupo Atresmedia) cuyas ventanas de explotación son más flexibles”, comenta González Pacheco, director general de Atresmedia Digital. “En el momento en que estas experiencias resulten exitosas, como es posible, y que se acompañen de un modelo de negocio convenientemente estructurado, como es probable, pensamos que será el camino que se seguirá.”

'Ocho apellidos vascos'
‘Ocho apellidos vascos’ fue un éxito en Wuaki.tv.

“Desde Wuaki.tv creemos que la ventana de explotación debería reducirse y así poder ofrecer un producto más fresco, es decir, con la menor diferencia temporal posible respecto a la fecha de estreno en cine. Estamos trabajando en esta dirección, cerrando acuerdos con los diferentes proveedores de contenidos para ofrecer soluciones que satisfagan a nuestros clientes y no se decanten por opciones como las descargas ilegales”, asegura Roca, director general y fundador de Wuaki.tv. Cabe recordar en este punto la gran amenaza que ahora supone para el sector Popcorn Time, un software de descarga gratuita creado por un chico argentino de 29 años (Federico Abad) que viene a ser lo más parecido a Netflix pero en versión pirata. Sin tener que rebuscar ni apenas esperar la descarga de archivos, el usuario puede ver al instante centenas y centenas de contenidos, la mayoría de ellos muy actuales. Reino Unido ya ha bloqueado el acceso a Popcorn Time, pero al estar basado en Bittorrent es tremendamente arduo acabar con él.

“Las distribuidoras entienden perfectamente la necesidad de ofrecer sus películas a través de Internet.”

“Las distribuidoras entienden perfectamente la necesidad de ofrecer sus películas a través de Internet. Creamos Filmin cuando nos juntamos varias distribuidoras españolas, cuando apenas existía el concepto de plataforma online. Es obvio que hay un problema para aquellas películas que no están disponibles en todo el territorio. Por ejemplo, una película que se estrena en 400 salas no necesita estar en Internet el mismo día, pero una película que llega al cine con ocho copias o que desaparece de la cartelera al cabo de pocas semanas sí podría beneficiarse de las plataformas online y viceversa. Se está trabajando en esto, hay negociaciones abiertas. Hace siete años Filmin estrenó ‘Tiro en la cabeza’ de Jaime Rosales un día después de su estreno en salas y hay muchos más ejemplos. Estas negociaciones están mejorando, otra cosa es que avancen a la velocidad deseada”, comenta Jaume Ripoll, cofundador y responsable de contenido y desarrollo de Filmin.

Los planes de Europa

comisión-europeaA nivel europeo se ha abierto otro debate después del anuncio que la Comisión Europea durante el pasado Festival de Cannes sobre la creación del Mercado Digital Único a nivel continental. Su intención es la de romper las barreras geográficas y permitir que los usuarios de la Unión puedan acceder a cualquier contenido de cualquier plataforma en Internet, independientemente de dónde sea el videoclub. “Aún queda mucho por discutir sobre el funcionamiento de los derechos. En Europa, un distribuidor adquiere los derechos de un contenido para un territorio. Si esto cambia, todo el ecosistema de financiación de las películas europeas va a verse dañado, las pequeñas distribuidoras hacen un trabajo excepcional especializándose en un territorio y comprando la exclusiva de una película para un país concreto, conocen al público, promocionan la película… pero por otro lado, entiendo al espectador europeo, que esté donde esté quiera ver los contenidos por los que ha pagado”, asegura Ripoll de Filmin. Precisamente Filmin forma parte de Eurovod, una red de plataformas independientes de Video On Demand especializadas en cine europeo y de autor creada en 2010.

El cofundador de Filmin pone el acento en un tema similar dentro de la Unión Europea y reflexiona: “Todas aquellas películas que tienen financiación de la Unión Europea deberían estar disponibles en Internet, gratis o no, eso ya dependería de lo que decida cada autor, pero deberían poder verse en todos los estados miembro, creo que es algo que no se está planteando y me parece un buen punto de partida, hay que evitar que los distribuidores guarden las películas en un cajón, los contenidos deben estar disponibles, si han sido financiados a base de los impuestos de los ciudadanos, es injusto para el espectador que no pueda disfrutarlas”.

Y es que Europa sigue conquistada por Estados Unidos a nivel audiovisual. Ahora es cuando la Unión Europea pretende ponerse las pilas. El poder de Hollywood se nota en la taquilla, en los canales de televisión, en la programación de los mismos, y ahora en Internet. Apenas existen empresas europeas capaces de plantarle cara a Google, Microsoft, Facebook o Apple. ¿Sucederá lo mismo con Netflix? El videoclub ya está conquistando Europa a través de Irlanda, Reino Unido, Francia, Alemania, Países Bajos y Países Nórdicos. En todo el mundo tiene más de 60 millones de abonados. ¿Cuántos sumará España?

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.