“‘La vida en llamas’ es una superproducción porque reunimos 1.000 horas de material, cinco guionistas, dos directores, seis editores…”

- Publicidad -

Olmo Figueredo González-Quevedo, productor del documental ‘La vida en llamas’

El largometraje documental ‘La Vida en Llamas’, dirigido por el realizador onubense Manuel H. Martín llegará a los cines el 4 de septiembre a través de la distribuidora 39 Escalones y la novedosa plataforma de “proyecciones bajo demanda” Youfeelm, en la que el público decide en qué salas seproyectará la película. Posteriormente, Discovery Max emitirá una serie documental de tres capítulos, en este caso dirigida y presentada por el periodista navarro David Beriain.

Rodada durante dos veranos  en Andalucía, ‘La Vida en Llamas’ se centra en las experiencias de una de las unidades de élite de lucha contra el fuego, la BRICA. Un equipo de doce hombres que se suben a un helicóptero y vuelan hacia los lugares más inaccesibles para luchar contra los incendios. El largometraje documental dirigido por Manuel H. Martin refleja la experiencia de tres de sus miembros: el líder del grupo Gustavo, el joven aprendiz “Curiño” y el más veterano “Abarca”.  El rodaje ha contado con los últimos avances técnicos: cámaras de alta definición y grabación superlenta preparadas para operar bajo las descargas de agua de las aeronaves, microcámaras instaladas en los helicópteros de extinción que tuvieron que ser homologadas por aviación civil, micrófonos inalámbricos cuyas membranas resistieran temperaturas continuas y superiores a los 60 grados, cámaras subjetivas instaladas en los cascos de los pilotos o en los pechos de los motoserristas, drones ….

El proyecto de ‘La Vida en Llamas’ resultó ganador del Gran Premio del Jurado de la 25º edición del “Sunny Side of the Doc” en 2014. El largometraje y la serie de televisión están producidos por La Claqueta PC, en coproducción con 93 Metros y Canal Sur Televisión y cuentan con la participación de Veo Televisión para Discovery Max, RMC (Francia), NTV (Alemania), RTS (Suiza), RTBF (Bélgica) y UR (Suiza), así como con la ayuda y colaboración del ICAA, la Consejería de Cultura y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ambas de la Junta de Andalucía. La producción ejecutiva estuvo a cargo de Olmo Figueredo González-Quevedo, que ha contado su experiencia en el filme a Audiovisual451.

-Publicidad-

Audiovisual451: Este verano, como tantos otros, los incendios forestales han vuelto a ser protagonistas en todos los informativos ¿cuándo se plantea acometer una producción sobre esta lacra pero desde otro punto de vista?

Olmo Figueredo: “El proyecto surge a través del reportero David Beriain. Él es un gran amigo del director de fotografía de la película, Sergio Caro, que a su vez tenía un amigo que era bombero forestal en Sevilla. Hablamos de la posibilidad de hacer un documental sobre bomberos forestales, que se rodase en Andalucía en verano. Cuando me lo comentó David (Beriain) me pareció muy interesante porque conectaba muy bien con nuestros anteriores trabajos en La Claqueta. Desde que empezamos en 2008 a producir documentales, siempre hemos buscado recuperar historias olvidadas o desconocida. Así hicimos con nuestro primer documental sobre la figura de Ignacio Sánchez Mejías, donde tratamos de rescatar del olvido una gran figura andaluza desconocida, en nuestro segundo documental también tratamos de sacar a la luz la persona que se escondía tras el mito de Gustavo Adolfo Becquer y después la historia de los topos de la postguerra en ’30 años de oscuridad’.

Con ‘La vida en llamas’ pasa un poco lo mismo, nos dimos cuenta que había una gran historia que contar sobre unas personas anónimas que dan su vida por la naturaleza pero en la sombra, sin apenas reconocimiento. Los bomberos de ciudad, por decirlo de algún modo, son muy reconocidos porque todo el mundo entiende y valora que un bombero arriesgue su vida entrando en un edificio en llamas para salvar una vida, pero no todo el mundo entiende que los bomberos forestales arriesguen su vida por salvar unas cuantas hectáreas de campo, te aseguro que hay mucha gente que no lo entiende. Hasta que nosotros no hemos hecho la película y hemos estado tanto tiempo conviviendo con ellos no nos hemos dado cuenta de que todos los bomberos forestales son gente que llevan el campo dentro, la naturaleza totalmente interiorizada y probablemente piensan que la mejor herencia que pueden dejar a sus hijos es precisamente eso”.

la-vida-en-llamas1-d

AV451: Cuando se anunció el pasado año el documental también estaba la productora de ‘El Hormiguero 7yAcción ¿qué ha pasado finalmente? ¿cómo queda finalmente la producción?

O.F: “Cuando presentamos la película estaban La claqueta y 93 Metros, luego estuvimos hablando con 7yAcción pero finalmente han quedado fuera del proyecto, también hablamos con otras empresas como alguna del País Vasco, pero se trata de una historia eminentemente andaluza y la financiación se ha levantado desde Andalucía, aunque cuenta también con una gran parte de capital europeo”.

“El problema fue que empezamos a rodar en 2013 y afortunadamente, ése fue uno de los veranos con menos incendios en España, el que menos desde que se registran esos datos”

AV451: ¿Ha sido más sencillo que en otras ocasiones financiar el documental debido a su temática?

O.F: “No ha sido tan difícil como en otras ocasiones, el proyecto gustó mucho desde el primer momento a las instituciones pero ha habido ciertos vaivenes en la financiación. Conseguimos una gran puntuación en el ICAA, la Junta de Andalucía también, Canal Sur fue la primera televisión que se sumó al proyecto. Pero el problema fue que empezamos a rodar en 2013 y afortunadamente, ése fue uno de los veranos con menos incendios en España, el que menos desde que se registran esos datos. Esta buena noticia a nosotros nos complicó, porque tuvimos muy pocas salidas y no rodamos mucho material, lo que nos obligó a volver a rodar el verano siguiente. Esto nos abocó a realizar una segunda ronda de financiación. Finalmente conseguimos rodar mucho material en 2014, montamos un tráiler muy espectacular y en ese momento entraron también Discovery y varias televisiones europeas. Contamos con apoyos en Francia, Alemania, Suecia, Suiza, Bélgica… Todos estos apoyos nos permitieron no solo poder rodar suficiente material en 2014, también que el proyecto creciese para llegar al mayor público posible. Por eso decidimos abordar además del largometraje cinematográfico, una serie para televisión”.

la-vida-en-llamas2-d

AV451: Entonces el doble formato ¿no era una idea de origen?

O.F: “Decidimos este doble formato porque nos damos cuenta que la distribución de documentales de 80 ó 90 minutos suele ser complicada en el ámbito televisivo, no encajan bien en las parrillas. Nosotros vimos que íbamos a tener mucho material y muchas cosas que contar por lo que decidimos que si encontrábamos la financiación adecuada, además del documental para cine, íbamos a hacer una serie de tres capítulos desde un punto de vista diferente al largo”.

AV451: Pero los enfoques de los dos productos son muy diferentes, ¿no es así?

O.F: “Cierto, los enfoques son muy diferentes, tan diferentes como que tiene dos directores diferentes. Manuel H. Martín se encarga de dirigir la película desde un punto de vista más humano, más íntimo, sin voz en off, con la cámara ausente, enseñando cómo afecta el trabajo a las vidas personales de tres bomberos forestales, mientras que la serie que dirige David Berain tiene el estilo inconfundible de David, mucho más informativo, periodístico, que encaja perfectamente en canales de televisión como Discovery y otros similares. Con esta propuesta hemos podido aumentar los canales de distribución del proyecto. De un mismo proyecto han salido dos productos distintos que en televisión te permite por ejemplo que el largo funcione en Canal Arte y la serie en canales como Discovery”.

la-vida-en-llamas3-d

AV451: ¿Cómo han ido las ventas internacionales?

O.F: “Precisamente esto quizá ha ayudado a que la fase de preventas haya ido también, algo muy poco habitual en un documental. Los documentales no suelen tener preventas y nosotros hemos conseguido siete televisiones europeas de un documental muy local, porque no deja de ser una historia de unos brigadistas forestales en Andalucía, tomamos la decisión del doble formato con ese objetivo y ha salido muy bien, la verdad”.

AV451: Hablan de ‘La vida en llamas’ como una superproducción documental, ¿puedes profundizar un poco más en esta idea?

O.F: “Hablamos de superproducción entre otras cosas por el tiempo de rodaje invertido, con dos veranos completos en unas condiciones muy complicadas. Solo en 2014 fueron casi cuatro meses completos, ya que la campaña de incendios forestales empieza el 15 de junio y termina el 15 de octubre. En esas fechas siempre ha habido un operador de cámara conviviendo siempre con los brigadistas y saliendo con ellos a los incendios. Aquí es donde empezaban las grandes complicaciones que ha tenido este documental, porque todos los miembros del equipo técnico que han trabajado en rodaje, incluyendo los directores, tuvieron que pasar las mismas pruebas que los brigadistas y según la puntuación que alcanzaban podían o no montarse en el helicóptero con la brigada para ir a un incendio. Si había un incendio el 13 de agosto y la BRICA salía, la plaza decimotercera, que siempre queda libre, la ocupaba nuestro operador de cámara. En definitiva, nos enfrentamos a un reto personal importante, porque todos han tenido que pasar esas pruebas, con unos seguros muy importantes que hemos tenido que hacer, en unas condiciones de riesgos laborales extremas, además del montón de retos técnicos que se plantearon”.

la-vida-en-llamas4-d

“No fue sencilla la captación del sonido… el sonidista no puede acompañar a los brigadistas”

AV451. ¿Cuáles fueron esos retos?

O.F: “Por ejemplo no fue sencilla la captación del sonido. Fue una de las primeras cosas que nos dimos cuenta, que no era fácil grabar sonido dentro de los incendios, en primer lugar porque el sonidista no puede acompañar a los brigadistas, solo un miembro del equipo podía entrar al corazón del incendio. La BRICA viaja en helicóptero hasta un sitio recóndito y van directamente andando hasta el incendio. Generalmente, desde los puestos de mando avanzado a los que se llega en coche no se puede acceder hasta donde desciende la BRICA, ellos realizan lo que se conoce como ataque directo en la cola o la cabecera del incendio, una modalidad que en otros países está prohibida pero que en España se sigue haciendo, por la especial orografía que obliga a apagar el incendio cuanto antes. Adquirimos micrófonos especiales, pero las membranas de los micrófonos podían estallar por dilatación por el calor, con 60 ó 70 grados, unas temperaturas para las que los micrófonos no están preparados.

“Teníamos que tener todo muy controlado, elegir muy bien las cámaras y las ópticas para poder cambiarlas en medio del incendio sin que entrase ceniza…”

Tuvimos que investigar para ver las mejores opciones, también tuvimos que homologar, junto a aviación civil, dispositivos para poder colocar cámaras en las acciones de las aeronaves que intervienen en los incendios. Hay muchas restricciones, porque los espacios aéreos se cierran. Tardamos un año en homologar muchos de estos dispositivos. Hemos tenido incluso que pedir permiso al Ministerio de Defensa para poder grabar en zonas militares. Teníamos que tener todo muy controlado, elegir muy bien las cámaras y las ópticas para poder cambiarlas en medio del incendio sin que entrase ceniza… Ha sido muy complicado pero el tener que grabar un segundo verano nos ayudó mucho para coger experiencia. También hablamos de superproducción porque hemos reunido 1.000 horas de material en total, cinco guionistas entre la serie y la película, dos directores, seis editores, un montón de operadores de cámara…”

olmo-figueredo-d
Olmo Figueredo Gutierrez-Quevedo (segundo por la derecha), con Hernán Zin y Bebe, director y productora de ‘Nacido en Gaza’ en los Premios Platino.

AV451: Imagino que como productor la tensión de tener metido al equipo en un incendio era increíble, me temo que no se debe pasar muy bien…

O.F: “Sí, para mí como productor y para los directores, la sensación de mandar al equipo allí era muy dura. Estábamos en el puesto de mando avanzado y muchas veces las comunicaciones se cortaban durante media hora. Se pasaba muy mal, porque no estamos acostumbrados. Se pasaba muy mal sobre todo en el trayecto en helicóptero porque en un incendio hay cambios bruscos de temperatura y eso afecta mucho al vuelo. Sabes que van acompañados de unos profesionales excepcionalmente preparados que no hacen locuras y que cuentan con grandes medios, pero el peligro está siempre ahí”.

“En un incendio grande, entre las dos cámaras HD de grabación superlenta, más las microcámaras de los helicópteros, más las microcámaras de los propios brigadistas… de un solo incendio podíamos extraer  60 horas, más el audio correspondiente.”

AV451: Con 1.000 horas de material, la postproducción no puede ser sencilla. ¿Cuánto tiempo ha llevado?

O.F: “Cierto, la postproducción también se ha alargado mucho en el tiempo. Desde 2013 estuvimos catalogando video, sincronizando audio… Teníamos cuatro micrófonos, el de la cámara, más los tres micros que llevaban los bomberos forestales en los que se centra la historia: un técnico, el capataz y un brigadista. Había que sincronizarlos. En un incendio grande, entre las dos cámaras HD de grabación superlenta, más las microcámaras de los helicópteros, más las microcámaras de los propios brigadistas… de un solo incendio podíamos extraer  60 horas, más el audio correspondiente. Había que transcribir el texto, muchos momentos y frases importantes se pasaban al equipo de guionistas y a los editores para que tuviesen donde trabajar. También han complicado la postproducción los múltiples formatos utilizados. Hemos grabado con RED One, con Sony FS-700, con cámaras Gopro… incluso con iPhone… La edición real comenzó en agosto de 2014 y un año después todavía estamos tocando cosas. Vamos, un año completo”.

“Creo que en las votaciones actuales de Youfeelm, Madrid está en la posición decimoquinta, sabiendo que allí estaremos varias semanas en cartel, pero son las poblaciones más pequeñas donde el documental ha despertado más interés”

AV451: ¿Qué os ha impulsado a distribuir el filme en cines mediante la fórmula de Youfeelm?

O.F: “Llevamos mucho tiempo con la idea de probar el sistema de distribución de Youfeelm, creemos que puede ser un sistema ideal para el documental. Te lo digo porque creo que conseguir que los documentales entren en una programación convencional de cine es muy complicado. Nosotros tuvimos a finales del año pasado ‘Nacido en Gaza’ y este año ‘Amazonas, el camino de la cocaína’, salvo en unos cines muy concretos donde los documentales suelen funcionar bien como los Cines Girona en Barcelona o la sala Artistic Metropol en Madrid por poner algún ejemplo, en el resto es muy difícil que funcionen porque la gente no los conoce, ni ha oído hablar de ellos.

Sin embargo el cine a la carta de Youfeelm yo confío que funcione mejor para un documental como ‘La vida en llamas’. Contamos con una comunidad enorme de profesionales interesados en esta temática, tenemos ya 3.300 seguidores en Facebook, el estreno el 4 de septiembre se compartió más de 1.500 veces… Hemos llegado a más de 160.000 personas. Hay una comunidad compuesta por bomberos, brigadistas, guardias civiles, policías, médicos, enfermeros… profesionales que de alguna forman comparten el servicio público porque cada vez que hay un incendio se ven envueltos en esa primera línea y que llevan mucho tiempo buscando un producto que refleje su realidad para que sus familiares y allegados entiendan lo que hacen y lo que es más importante por qué lo hacen. Pensamos ¿por qué no voy a poner la película en una localidad pequeña de Valencia donde hay una asociación de brigadistas y bomberos que están muy interesados en ver la película y que solo ellos pueden reunir a 150 personas en una sala? De hecho, creo que en las votaciones actuales de Youfeelm, Madrid está en la posición decimoquinta, sabiendo que allí estaremos varias semanas en cartel, pero son las poblaciones más pequeñas donde el documental ha despertado más interés porque su acceso a este tipo de proyectos es mucho más limitado.

De todos modos, por eso concebimos la película y la serie, porque nuestra idea es que llegue a cuanto más público mejor. Tenemos la garantía que si hay alguna población a la que no llega la película en el cine, sabemos seguramente podrá ver la serie en Discovery de forma gratuita y el largometraje se podrá ver en Canal Sur en Andalucía a partir de noviembre y el año próximo también en Discovery. No hacemos documentales para hacernos ricos, lógicamente vivimos de esto, pagamos los sueldos de los profesionales, pero lo hacemos porque creemos en ello y queremos que llegue a cuanta más gente sea posible. Con ‘La vida en llamas’ estoy más tranquilo porque se va a ver en un montón de sitios, que va a llegar a más gente. Da mucha pena trabajar dos años en un proyecto para que la gente no lo vea, en un anterior trabajo de La Claqueta tuve que discutir con los canales que apoyaban el filme porque yo quería también distribuirlo gratis en Internet. Hay que  buscar fórmulas y creo que Youfeelm puede funcionar para este tipo de productos. Tenemos que adaptarnos a los canales, no al contrario”.

“No hacemos documentales para hacernos ricos, lógicamente vivimos de esto, pagamos los sueldos de los profesionales, pero lo hacemos porque creemos en ello y queremos que llegue a cuanta más gente sea posible.”

Av451: ¿Qué otros proyectos tenéis en marcha?

O.F: “Estamos trabajando en dos proyectos de documental con Manuel Martín Cuenca, uno de ellos  sobre el único español en el corredor de la muerte de Estados Unidos, Pablo Ibar. Los dos ya cuentan con el apoyo del ICAA. También en ficción estamos trabajando en la segunda película de José Ortuño, director de ‘The Extraordinary Tales’, que está muy bien encaminado y seguramente se ruede el año próximo”.

-Publicidad-

2 COMENTARIOS