La Fundación Secuoya presenta el protocolo de seguridad para el reinicio de rodajes, en el que participa Spain Film Commission

- Publicidad -

Spain Film Commission ya tiene el protocolo de seguridad para rodajes que buscaba. De la mano de la Fundación Secuoya se ha presentado la guía ‘Rodar con Seguridad tras el COVID19’, con el fin de dotar a todos los equipos audiovisuales de las herramientas necesarias para volver a grabar y rodar con seguridad cuando comience la desescalada de medidas del Estado de Alarma que permitan al sector retomar su actividad.

El protocolo está validado por KPMG y cuenta con el apoyo de CEIM (Confederación Empresarial de Madrid)-CEPYME (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa), además de Spain Film Commission. También se han unido otras asociaciones gremiales como PIAF, Productoras Independientes Audiovisuales Federadas, y están al corriente del mismo otras entidades como la Academia de Cine, EGEDA o PATE.

En la presentación online del protocolo han participado el presidente de la Fundación Secuoya, Raúl Berdonés, que se ha encargado de moderar el encuentro virtual; Carlos Rosado, Presidente de Spain Film Commission; Miguel Garrido, presidente de CEIM; Rafael Tejedor, Director de Gobierno, Riesgo y Cumplimiento de KPMG en España, y Antonio Ramos, responsable de RR.HH. de Grupo Secuoya.

-Publicidad-

El documento es una exhaustiva guía para garantizar la seguridad de la totalidad de los profesionales que integran un rodaje o grabación audiovisual, tras el confinamiento. Incluye medidas para trabajos en interiores (platós) así como para rodajes en exteriores y también discrimina por el tipo de obra (cine y ficción televisiva, programas de entretenimiento…). “Se trata de un protocolo de máximos para que cada uno pueda adaptarlo a sus necesidades”, ha confesado Raúl Berdonés, durante la presentación.

En definitiva, se incluyen todo tipo de medidas de limpieza, preventivas y de seguridad colectivas, se aborda cómo diseñar los controles de acceso a los set de rodajes, los diferentes turnos que se deben implementar, así como las infraestructuras y equipos necesarios, los nuevos protocolos de comunicación entre trabajadores o las medidas que debe adoptar cada departamento de la producción y hasta el suministro de alimentos en el catering.

“Hay que dar un mensaje claro de que la industria audiovisual puede trabajar con garantías de seguridad”, ha comentado el presidente de Spain Film Commission. En ese sentido, Miguel Garrido, presidente de CEIM, ha asegurado que “es insostenible que la actividad esté parada durante más tiempo y para ello hay que compatibilizarla con la seguridad, con un protocolo que proteja a la sociedad y a sus trabajadores”.

Entre otras medidas destacadas, el protocolo incluye test PCR y serológicos para detectar posibles contagios y al personal inmunizado. Siete días antes del inicio del rodaje se realizará un test serológico a todas las personas que vayan a participar en el rodaje. El objetivo es poder detectar a aquellas personas que ya están inmunizadas. Posteriormente, dos días antes del inicio del rodaje se realizará un test PCR a todas las personas que no están inmunizadas conforme a los resultados del primer test serológico. Los actores protagonistas deberán realizar la prueba cada siete días para poder identificar si se ha producido algún contagio entre aquellos trabajadores que sí tienen contacto físico, como es el caso del elenco. De hecho, se recomienda aislar de manera preventiva, en un apartamento o en un hotel, al equipo artístico principal y al director de la obra, con el fin de limitar sus contactos con otro personal ajeno al rodaje y evitar contagios.

Se procederá a la desinfección de los lugares donde se vaya a llevar a cabo el rodaje siguiendo el procedimiento marcado por las autoridades. Las superficies que se tocan con frecuencia (mesas, sillas, pomos de las puertas, superficies del baño y del inodoro, grifos, teclados, teléfonos, etc.) deberán ser limpiadas con material desechable y desinfectadas diariamente.

Una de las claves del documento son las medidas de distanciamiento social. Así, la disposición de los diferentes trabajadores en el set, en la medida de lo posible, debe garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad de al menos dos metros. En el caso de que no sea posible mantener esa distancia de dos metros, es obligatorio el uso de mascarillas tipo FPP2.

Es recomendable también que en el set de rodaje exista al menos un experto en Prevención de Riesgos Laborales o en su defecto una persona concreta que tenga asignadas esas tareas. Este personal especializado deberá verificar que se cumplen con todas las actuaciones de seguridad recomendadas, así como recopilar y controlar toda la documentación derivada de la gestión de prevención de riesgos laborales.

Asimismo, en el set únicamente deberá estar el equipo técnico y artístico esencial, todos los demás podrán ver la filmación de forma remota. Se recomienda tener back-up para todo el equipo esencial de la producción audiovisual, tanto técnico, como artístico. No obstante, en caso de bajas imprescindibles, se deberá decidir si se cancela el rodaje o si es posible sustituir al profesional por otra persona del equipo. Los trabajos remotos también se recomiendan para otras labores como la postproducción. El fin último del protocolo es el reinicio de rodajes y grabaciones con seguridad, tan pronto como se den las condiciones y las Administraciones competentes lo permitan.

PROTOCOLO COMPLETO

RESUMEN EJECUTIVO

-Publicidad-