Se rueda ‘La ofrenda’, segundo largo de ficción de Ventura Durall, producido por Nanouk, Fasten, Suica y Bord Cadre

Se rueda ‘La Ofrenda’, segundo largometraje de Ventura Durall, protagonizado por Alex Brendemühl, Verónica Echegui y Anna Alarcón. El rodaje transcurrirá durante cuatro semanas en diversas localizaciones de Barcelona y Valencia.

‘L’Ofrena’ está producido por Nanouk Films, Fasten Films, Suica Films y Bord Cadre Films, con la financiación del ICAA, ICEC y IVAC, y con la producción asociada de TV3. El guión es obra del propio Ventura Durall, junto a Guillem Sala y Clara Roquet. La fotografía es Álex García.

Este thriller sentimental es el segundo largometraje de ficción de Ventura Durall, tras ‘Las dos vidas de Andrés Rabadán’, un triángulo amoroso con un pasado lleno de secretos en que nadie es quien parece ser.

La película obtuvo 277.425 euros en la convocatoria de ayudas selectivas del ICAA del año 2017.  En la ‘L’Ofrena’, Jan es un misterioso personaje marcado por un profundo sentimiento de culpabilidad, que trata de recuperar el amor de Violeta (su ex-amante de adolescencia, ahora una respetada psiquiatra) mediante un plan complejo y enfermizo, veinte años después de los hechos que provocaron su separación.

‘La ofrenda’ es un thriller psicológico a la vez que un drama que se pregunta por algunas de las grandes cuestiones que asolan al ser humano: el amor, el sentimiento de culpabilidad y los valores sobre los que construimos nuestras vidas. Reflejándose en el registro de la tragedia griega, el filme es plenamente contemporáneo y perturbador. Toca temas de gran vigencia en los paradigmas occidentales: el pasado idealizado y el primer amor, la culpa y la búsqueda del perdón, la reafirmación del “yo” ante la sociedad, la muerte, el suicidio… Todo ello surge de una necesidad íntima de exorcizar esta parte oscura que es la incapacidad de superar ciertos elementos del pasado, a los que todos -de una manera u otra- vivimos anclados. Es al mismo tiempo el pasado entendido como una sucesión de hechos y decisiones que hemos tomado y como un proceso de modelado que marca la idea que tenemos de nosotros mismos y que los demás tienen de nosotros. La voluntad es hacer un filme que permanezca, y que al mismo tiempo pueda llegar a un público amplio gracias a su capacidad de encontrar resonancias en los puntos más íntimos de cada uno de los espectadores.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.