Mabel Lozano: “Trato de utilizar el cine como catalizador de lo que está ocurriendo para intentar generar una reflexión en la sociedad”

- Publicidad -
Mabel Lozano, guionista, directora y productora del documental ‘Chicas nuevas 24 horas’

La exactriz Mabel Lozano escribe y dirige en 2007 su primer largometraje documental ‘Voces contra la trata de mujeres’, rodado en Rumania, Moldavia y España, donde denuncia la compra-venta de mujeres y niñas, con fines de explotación sexual. En 2008 escribe y protagoniza el spot de la RECTP (Red Española contra la Trata de Personas). En 2009 escribe, dirige y coproduce su segundo largometraje ‘La teoría del espiralismo’, protagonizado por cinco deportistas paralímpicas con distintas discapacidades. ‘Las Sabias de la Tribu’, su tercer largometraje documental, es un homenaje a nuestras madres, a nuestras abuelas, a una generación de mujeres que lo han tenido muy difícil en lo personal, sin oportunidades de promoción. En 2010 también escribe, produce y dirige un corto, ‘Escúchame’, sobre la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, desde el punto de vista del cliente, en el que también colabora como asesora Susana Fernández.

Mabel Lozano
Mabel Lozano

En 2013 escribe, produce y dirige el corto ‘Naciente’, sobre violencia de género en chicas jóvenes. Además, escribe y dirige la campaña contra la trata de personas de la Policía Nacional española. ‘Chicas nuevas 24 horas’ es el quinto largometraje documental de Mabel Lozano, una coproducción de España, Argentina, Paraguay, Colombia y Perú, en la que han intervenido las empresas Mafalda Entertainment, Aleph Media, 7Arte Vital, Hangar Films y Puatarara Films y que cuenta con el apoyo de TVE, Canal Extremadura y el programa Ibermedia. Lozano es también autora del guión junto a Alicia Luna y Susana Fernández.

‘Chicas nuevas 24 horas’ muestra paso a paso cómo montar un negocio que mueve 32.000 millones de dólares al año. Un negocio en el que todo son ganancias, pues el cuerpo de una mujer, si es joven y se cuida, puede llegar a venderse en múltiples ocasiones durante el mismo día, incluso contra su voluntad. ¿Quieres aprender este negocio? ¿Quieres formar parte de él? ¿O únicamente quieres mirar? ‘Chicas nuevas 24 horas’ no es un documental único por mezclar el falso documental con la investigación a través de cinco países, sino por colocar el punto de vista en la mirada perversa del gran negocio que significa la esclavitud sexual. El documental estuvo presente en la pasada edición del Festival de Málaga. Cine Español, donde la directora y productora habló con Audiovisual451.

Audiovisual451: Repasando su filmografía a nadie le puede extrañar que regrese a temas constantes en su trayectoria como la trata de personas y la explotación sexual…

Mabel Lozano: “Hice ‘Voces contra la trata de mujeres’ hace ahora una década, cuando realicé ese documental la trata de blancas le sonaba al público como algo muy lejano y de otra época. Y hay víctimas de esta lacra en todos los sitios, en Holanda, en Italia, en España… Entonces ya tuve claro que no había puesto el foco en la corresponsabilidad del cliente. Esto es un negocio y como todo negocio, la demanda incentiva la oferta. Esto es una cruzada, porque hay mucho desconocimiento de lo que ocurre, que la trata de blancas está en nuestras plazas y calles. Se puede decir que ‘Chicas que chicas nuevas 24 horas’ nació cuando comencé hace diez años con voces, porque desde entonces no he dejado de documentarme sobre la trata de seres humanos y he colaborado con la fiscalía, con la policía con ONG’s de medio mundo… Sacar este último documental adelante me ha costado cuatro años”.

Chicas-Nuevas-24-Horas-2

AV451. ¿Cómo se ha financiado el documental?

M.L: “Por suerte contamos con cuatro coproductores internacionales de Argentina, Paraguay, Colombia y Perú. España es el país mayoritario, también contamos con TVE, Canal Extremadura, el Programa Ibermedia y de algún canal de televisión más en los países coproductores. También contamos con el apoyo de muchas fundaciones de derechos humanos internacionales, salvo Fundación Abogacía de España. De Estados Unidos, Holanda… Contamos con el apoyo de la fundación de Salma Hayek”.

AV451: El rodaje no debió ser sencillo, teniendo en cuenta las múltiples localizaciones en varios países diferentes y la complejidad de las tramas expuestas ¿no es así?

M.L: “La grabación duró aproximadamente dos meses y medio en los países latinoamericanos implicados y luego el rodaje en España que ha sido en diferentes periodos de tiempo. Estuvimos presentes incluso en un juicio contra proxenetas, que no fue sencillo, proxenetas que estaban explotando a menores en Madrid y eso fue el día que fue, no se puede planificar mucho. Luego saltó el caso de Murcia, que quise incluirlo. En España hemos tenidos una cámara muy viva, siempre pendiente de todos los casos que salía a la luz. En mi opinión, tienen mucho valor los testimonios de cuatro víctimas reales, dos de ellas menores, ha sido muy difícil porque son mujeres muy estigmatizadas y no quieren hablar a cámara. La gente lo confunde con mucha frecuencia, detrás de la cara de la prostitución hay muchísimas mujeres que son víctimas de trata, explotación sexual, abusos, violencia… no todo pero sí una parte muy importante. Estuve meses para conseguir el testimonio de la mujer colombiana. En pleno Amazonas, en Perú,  en un albergue para víctimas de trata tampoco lo tuvimos fácil al principio porque recelaban de los medios que al final se quedan con el morbo. Nosotros hemos huido de eso, abordamos el negocio pero por encima están siempre las víctimas, con todo el respeto. Tuvimos que demostrar al director del albergue que nuestro tratamiento era otro para que accediese a colaborar. Nos quedamos allí, en una zona muy peligrosa donde la vida no tiene valor”.

AV451: ¿Corrió el equipo peligro en algún momento de la producción?

Chicas-Nuevas-24-Horas-3M.L: “Hemos pasado miedo, pero siempre hemos llevado seguridad. En España y Colombia íbamos con la Policía Nacional. En Perú contratamos seguridad privada. Además, en esa zona hay mucha corrupción en la policía local e incluso en la propia fiscalía. En Perú, íbamos el director de fotografía, tres personas de la producción peruana, dos miembros de seguridad privada y yo, en total siete personas. Se nos estropeó la cámara, pudimos rodar gracias a un equipo de Canal + Francia que estaba haciendo un documental sobre la deforestación del Amazonas, precisamente sobre la tala para poder sacar el oro. Allí trabajan hasta 100.000 mineros y son pueblos donde la vida no vale nada, repletos de ‘prostibares’. Todo lo que hemos hecho lo hemos hecho con muchísimo respeto para las mujeres, poniendo el foco en el negocio pero sin olvidarnos de los derechos humanos. Ya nadie me puede contar historias, yo he estado allí, lo he visto con mis propios ojos y el punto de partida es el mismo siempre, la falta de igualdad, de oportunidades y sobre todo la pobreza femenina, en una sociedad extremadamente machista y eso les convierte en seres vulnerables. Luego está el sueño migratorio de conseguir una nueva oportunidad de vida. Todo el respeto para quien ejerza la prostitución voluntariamente, pero ahí no hay voluntariedad, hay esclavitud, abusos, violencia… Da un lápiz y una formación a todas estas niñas y se podrá cambiar el mundo. Los niños tienen la obligación de ayudar en casa, con 15 años tienen que salir a buscarse la vida y se convierten en carne de cañón. Son las víctimas perfectas de los que se lucran de un negocio que genera 32.000 millones de euros al año en el mundo y cinco millones de euros en España”.

AV451: Con esas cantidades está claro que no se hace todo lo posible para acabar con esta lacra…

M.L: “En España los cuerpos de Seguridad del Estado hacen un trabajo maravilloso, pero se encuentran con grandes obstáculos. Si estas chicas no se declaran víctimas no pueden hacer nada y no se declaran porque tienen miedo por ellas y por su familia. Una vez que echas cuentas, te das cuenta que se trata de un negoció de una dimensión tan enorme, que es muy difícil de erradicar, hay muchos intereses y verdaderas mafias que están obteniendo un gran beneficio económico. Además, existe un grado de crueldad tan grande en este mundo tan sórdido que echa para atrás y la sociedad no tiene la sensación de que esto está también ocurriendo, aquí, en España, que no hay que irse a zonas deprimidas de Latinoamérica o Asia”.

AV451: La colaboración entre países es fundamental ¿no es cierto?

M:L: “Una de las niñas que aparece en el documental me la quise traer a España, porque era repudiada por las instituciones e incluso por su familia, pero me fue imposible por todos los trámites burocráticos que conllevaba, sin embargo, para pasar de una frontera a otra allí para prostituirla no tuvo problemas. Es decir, era muy sencillo traficar con ella”.

Chicas-Nuevas-24-Horas-1AV451: ¿Y ahora qué?

M.L: “Vamos a ver qué pasa con el documental, Málaga fue su primera parada pero ya tenemos interés de varios festivales de todo el mundo. Yo adoro el Festival de Málaga, comenzamos en Málaga un viaje muy largo y tenemos previsto estrenar en Madrid en el mes de septiembre de este año. También estaremos en la próxima Seminci de Valladolid, después de pasar por varios festivales internacionales. El año que viene, a través de Unicef, pasaremos el documental en más de 200 universidades de todo el mundo. Yo soy una cineasta, trato de utilizar mi herramienta, que es el cine, como catalizador de lo que está ocurriendo para intentar generar una reflexión en la sociedad. Pero hay mucho trabajo que hacer y muchos frentes abiertos”.

AV451: ¿En qué otros proyectos está inmersa actualmente?

M.L: “Ahora por encargo voy a realizar un cortometraje sobre mutilación genital, pero todavía tengo mucho trabajo con ‘Chicas que chicas nuevas 24 horas’. Tengo que hacer copias para diferentes formatos, un corte específico para Perú, subtitular… vamos a subtitular en guaraní y en quechua, es muy importante para que el mensaje llegue bien precisamente a las víctimas o a las posibles víctimas”

AV451: ¿Ha pensado dar el salto al cine de ficción?

M.L: “Nunca he pensado dar el salto a la ficción, creo que hay que tener mucho talento, yo puedo tener una gran sensibilidad para determinados temas y tengo las destrezas para poder hacer lo que hago en el cine documental, es un terreno en el que me muevo segura. En ficción tienes que tener el talento para crear desde cero una historia y a mí los documentales me los da la vida. Creo sinceramente que no sería capaz de hacer un buen guión de ficción”.

AV451: ¿Y la carrera de actriz?

M.L: “Yo nunca he sido una actriz brillante, lo sé. No creo que nunca más vuelva a la interpretación.  Como actriz tengo unos registros muy determinados y limitados y ya he tocado techo, veo el talento de las actrices del cine español y me veo incapaz. No tengo nada que aportar como intérprete al cine español pero sí creo que puedo aportar algo como documentalista”.

-Publicidad-

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.