El 31 de octubre se celebra la gala online de los Premios ATRAE a los mejores trabajos de traducción y adaptación audiovisual

- Publicidad -

ATRAE (Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual de España) mantiene la celebración de la octava edición de los premios ATRAE, que se llevará a cabo el sábado 31 de octubre a las 18:00 horas, en un evento virtual que se emitirá a través del canal de Youtube de ATRAE y será presentado por el actor de doblaje Claudio Serrano.

“Con motivo del Día Internacional de la Traducción, que se celebra hoy, queremos rendir tributo a la labor de los profesionales de la traducción, especialmente a los del sector audiovisual, que siguen desempeñando su trabajo de forma encomiable pese a las dificultades provocadas por la pandemia”, señala Josep Llurba, presidente de ATRAE.

atrae

Con estos premios, ATRAE quiere respaldar los mejores trabajos de traducción y adaptación audiovisual estrenados durante el año 2019 en España. El objetivo principal de esta asociación sin ánimo de lucro es dar una mayor visibilidad a la profesión de traductor audiovisual, reconociendo sus obras y trabajos de mayor calidad.

-Publicidad-

Cinco jurados, uno por cada especialidad y formados por los ganadores de la séptima edición de los premios, expertos académicos y miembros del sector audiovisual, han sido los encargados de analizar las candidaturas más votadas y seleccionar a los finalistas, que someten a varias deliberaciones antes de fallar el palmarés.

Entre los finalistas elegidos para la octava edición de los premios ATRAE, dos de ellos cuentan con dos nominaciones. Mario Pérez (traducción) dentro de la categoría Doblaje de obra estrenada en TV, DVD o plataforma en línea, está nominado por la serie ‘Barry’ y también por ‘Sex Education’. Pedro Tena (adaptación), en esta misma categoría, está igualmente nominado por ‘Sex Education’ y ‘Love, Death & Robots’.

'Sex Education'
‘Sex Education’

Finalistas VIII Premios ATRAE:

Mejor traducción y adaptación para doblaje de película estrenada en cine

Al agua gambas. Paco Vara (traducción) y Jorge Saudinós (adaptación)
Cómo entrenar a tu dragón 3. Kenneth Post (traducción) y José Luis Angulo (adaptación)
Toy Story 4. Lucía Rodríguez Corral (traducción) y Antonio Lara (adaptación)

Mejor traducción y adaptación para doblaje de obra estrenada en TV, DVD o plataforma online

Barry. Mario Pérez (traducción) y Manuel García Guevara (adaptación)
Love, Death & Robots. Javier Pérez Alarcón (traducción) y Pedro Tena (adaptación)
Sex Education. Mario Pérez (traducción) y Pedro Tena (adaptación)

Mejor subtitulación de obra estrenada en cine

Pequeñas mentiras para estar juntos. Nuria Arnal
Puñales por la espalda. Pablo Fernández Moriano
Retrato de una mujer en llamas. Lourdes Naranjo Ortega

Mejor subtitulación de obra estrenada en TV, DVD o plataforma online

Chernobyl (T1). Herminia Páez Prado (traducción) y Raquel Pereda (revisión)
The Good Place (T4). Raquel Mejías Moreno
You (T2). Marta Aulet (traducción) y Carlos Ibero (revisión)

Mejor traducción y adaptación para voces superpuestas en cine, TV, DVD o plataforma online

Fastest Car T2. Ángel Domínguez y Luis Soldevila
Rhythm and Flow. Daniel Méndez (traducción) y Eugenio Roldán (adaptación)
Sobrehumanos. Reyes Bermejo

Mejor guion de audiodescripción de obra estrenada en cine, DVD, TV o dispositivo móvil

4 latas. Manuel Caravaca Martínez
Dumbo. Antonio Vázquez Martín
La peste 2. Iris Gómez Tejedor

Mejor subtitulado para sordos de obra estrenada en cine, DVD, TV o dispositivo móvil

Hellboy. Raquel Molina Orias
It. Capítulo 2. Diana Labrador (subtitulado) y María Arjona Pujals (revisión)
Mula. Javier Gil Martín (subtitulado) y Eva de María Alonso (revisión)

Mejor traducción de videojuego para consola, PC, web o dispositivo móvil

El misterioso viaje de Layton: Katrielle y la conspiración de los millonarios (reedición). Jesús Calzado Díaz, Alesánder Valero Fernández (traducción) y Diana Díaz Montón (revisión)
Life is Strange 2. Raquel Uzal Gómez
NeoCab. Ramón Méndez, Fernando Moreiras, Judit Tur (traducción) y Curri Barceló (revisión)

Retos del sector

A los habituales retos a los que se enfrenta el sector como son la precariedad, la presión en los plazos de entrega, la piratería o los pequeños márgenes de beneficio, este año se han añadido los propios de una situación de confinamiento.

La afectación ha sido diferente según el sector. El mercado de la subtitulación se ha visto menos afectado por la COVID-19 que el de la traducción para doblaje, pues no precisa de reuniones de personas ni en él se producen situaciones de riesgo por dificultades para mantener la distancia social.

Jota Martínez Galiana, traductor y subtitulador, explica que “el flujo de trabajo se ha mantenido constante en líneas generales. Si bien la cancelación o retraso de rodajes está teniendo inevitablemente repercusiones en la cantidad de trabajo prevista, la aparición de nuevas plataformas meses antes de la pandemia o la consolidación de las ya existentes, que vieron aumentar su demanda durante los meses de confinamiento, han permitido que a muchos traductores y traductoras audiovisuales no nos falte trabajo”.

Sin embargo, la pandemia ha sido particularmente agresiva con el doblaje. Es un sector que se tiene que desarrollar presencialmente, con actores, directores y técnicos encerrados en salas de grabación, cosa que los hace muy vulnerables al contagio.

“Por eso, muchos estudios cerraron sus salas durante un par de meses, lo que tuvo un efecto sobre toda la cadena del doblaje, incluidos los clientes finales, como Netflix, que todavía luce un aviso en algunas series que explica que la salud de los actores es lo principal y que el contenido está disponible únicamente con subtítulos”, comenta Paula Mariani, traductora y subtituladora además de cofundadora de ATRAE y de la CITA, expresidenta de ATRAE y vicepresidenta de DAMA (Derechos de Autor de Medios Audiovisuales).

En la práctica, la afectación ha sido irregular, pero muy real. Según una encuesta de DAMA entre sus socios realizada durante los meses de confinamiento, más de un 80 por ciento de los traductores audiovisuales notaron un impacto en sus ingresos producido por el estado de alarma debido a la pérdida de encargos y al parón del sector. Según datos de esta misma encuesta, las estimaciones de pérdidas se sitúan por término medio en casi 12.000 euros para lo que queda de 2020. Además, el 65 por ciento de los traductores y adaptadores están inmersos en Ertes, encargos suspendidos o proyectos cancelados.

-Publicidad-