FAPAE propone que el cine abandone los presupuestos generales del Estado y se autofinancie

-Publicidad-

La confederación de productores audiovisuales españoles (FAPAE) ha hecho balance de sus 25 años de historia. Unas bodas de plata que en general parecen haber sentado bien al sector, aunque tampoco son ajenas las sombras.

El presidente de FAPAE ha querido en primer lugar dar las gracias a todos sus antecesores y a todos los miembros del equipo de la confederación en estos 25 años. Junto a Ramón Colom han comparecido en la rueda de prensa celebrada en el 19º Festival de Málaga, la productora Marta Velasco, quien ha asistido en representación de la Asociación de Empresas de Producción Audiovisual de Andalucía (AEPAA-APRIA) y Juan Antonio Vigar, director del propio Festival de Málaga.

ramon-colom-d
Juan Antonio Vigar, Ramón Colom y Marta Velasco

Según datos de FAPAE, desde el año de fundación de la federación y hasta la fecha, el número de espectadores se ha duplicado, ya que en 1991 fueron 9,1 millones de espectadores de cine español y en 2015, se han alcanzado los 18 millones. El cine español también triunfa en la pequeña pantalla como demuestra el hecho de que las dos películas con más audiencia televisiva de los dos últimos años son dos producciones españolas: ‘Ocho apellidos catalanes’ en 2015 con un 30,8 por ciento de cuota y 5,36 millones de espectadores y ‘Lo imposible’ en 2014 con 34,8 por ciento de cuota y 6,1 millones de espectadores, ambas de Telecinco.

Además, en  1991 la cuota de mercado del cine nacional era de 10,9 por ciento, frente al 19,2 por ciento del pasado año o más del 25 por ciento de 2014. En estos 25 años se ha multiplicado por cinco el número de productoras de cine con actividad, pasando de las 55 del año 1991 a las 276 compañías que al menos produjeron una película en 2015.

Ocho apellidos vascosEn los 25 años analizados cabe señalar que 162 películas españolas fueron vistas por más de medio millón de espectadores y 75 de éstas superaron el millón de espectadores. De hecho, en 1991, solo una película española superó el millón de espectadores, ‘Tacones Lejanos’, de Pedro Almodóvar y  en 2015, son cinco los que han superado esa barrera ‘Ocho apellidos catalanes’, ‘Atrapa la bandera’, ‘Perdiendo el norte’, ‘Regresión’ y ‘Ahora o Nunca’, al igual que en 2006, 2008, 2009 y 2014. El podio en las bodas de plata de FAPAE lo componen ‘Ocho apellidos vascos’, de Emilio Martínez Lázaro, con 9,3 millones de espectadores; ‘Los otros’, de Alejandro Amenábar, con 6,4 millones de entradas vendidas, y ‘Lo imposible’, de Juan Antonio Bayona, con 6,1 millones de espectadores contabilizados.

Entre 1991 y 2015 se ha triplicado también la cifra de coproducciones internacionales que ha pasado de 18 a 54 y además las ventas internacionales del cine español se han incrementado de manera considerable, de los casi 24 millones de euros de 1991 a los 56,5 millones de euros del año 2014.

Sin embargo, no todo son buenas noticias. La crisis de los últimos años ha dado una importante dentellada a los presupuestos de las películas. En 2015, el coste medio de las películas españolas ha regresado a niveles de principio de siglo, con 1,8 millones de euros, cuando cinco años antes superaba los tres millones de euros. También la situación económica se ha llevado por delante buena parte del fondo nacional de cinematografía. Según ha comentado Ramón Colom, en el año 2001 ese fondo contaba con 31,2 millones de euros y en 2010 llegó hasta casi 90 millones de euros. La cifra prevista para este año es de 33 millones. “Actualmente quizá no haga falta llegar a 90 millones de euros pero sí harían falta otros 10 ó 15 millones de euros más en el fondo este año. No es posible que solo se haga un cine comercial tiene que haber también un cine de riesgo. El problema de la nueva normativa de ayudas es que la falta de dinero va a obligar a competir entre ellos a los productores por primera vez”, ha comentado el presidente de FAPAE.

lo-imposible-posterTras la exposición, FAPAE ha expuestos sus objetivos para los próximos ejercicios. En primer lugar aboga por una reordenación de los formatos de producción, con una clara desaparición de la barrera entre cine y televisión.

Para la confederación hay que aumentar el fondo de protección de cinematografía. El cine y la televisión deben regirse por la lógica económica de la industria audiovisual y no por la financiera que solo busca cubrir beneficios. Los productores reclaman un ajuste en los derechos deportivos para televisión, en especial del fútbol. “El cine está pagando los excesos del fútbol español porque para poder pagar los precios de los derechos del fútbol los operadores reducen la partida para cine”, ha explicado Colom.

Los responsables de FAPAE creen también que la industria audiovisual debe avanzar hacia la internacionalización, aumentando las coproducciones y exhibiendo más cine español fuera de nuestras fronteras. También instan a crear una gran base de datos del cine español para conocer mejor sus defectos y virtudes. En este sentido, Colom ha anunciado que FAPAE e Industrias Culturales van a poner el embrión de esta futura base de datos. Otro de los objetivos de la patronal de la producción es incorporar el audiovisual al sistema educativo español, además de la asunción de cambios propuestos por el mercado único digital de la UE.

Atrapa la banderaPor último, Ramón Colom ha lanzado el gran órdago de los productores: “queremos salir de los presupuestos generales del Estado, el cine debe financiarse a través del propio cine como ocurre en Italia, Francia o Alemania”, ha manifestado. Instrumentos de financiación como el céntimo de las entradas o el impuesto los prestadores de servicios de comunicaciones electrónicas para el fomento del sector audiovisual y la difusión de la cultura digital como se hace en Cataluña, podrían ser algunas respuestas.

Finalmente, el presidente de FAPAE ha mostrado su preocupación por el devenir del programa Ibermedia. Colom ha denunciado que existen maniobras para introducir a Italia y posteriormente a Francia entre los países del programa, algo a lo que se opone frontalmente España.

Respecto a los datos de lo que llevamos de año, en estos tres meses y medio, la transición hacia un nuevo modelo de financiación del cine parece no haber afectado a la cifra de producción. Los rodajes notificados de cine español son 38 hasta mediados de abril de 2016, solo tres más que hace un año y las producciones realizadas llegan a 51, donde hay un 41 por ciento documentales y ninguna película de animación. La recaudación de cine español en salas alcanza los 36 millones de euros, casi el doble que en 2015 por estas fechas.

Por su parte, la productora Marta Velasco (AEPAA-APRIA) ha mostrado su preocupación sobre el proceso de aprobación de las nuevas leyes sobre el audiovisual y el cine andaluz. Velasco insistido en la necesidad de desarrollar ambas normativas, que tienen que estar aprobadas, entre otras cuestiones, “de cara a la solicitud de las nuevas ayudas del ICAA, que exigen un cierto nivel de financiación garantizada para superar los cortes previstos”, ha indicado. AEPAA-APRIA tenía el compromiso del Gobierno andaluz de que se publicaría la nueva normativa de ayudas en el primer trimestre de 2016 y, a fecha de hoy, no se ha producido ningún anuncio.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.