Argos Comunicación, MAD MEX Filmanova y Veralia Contenidos presentan su joint venture en MIPCOM 2014

En marzo de 2014 las productoras Argos Comunicación, con sede en México DF, y MAD MEX Filmanova, con su casa matriz en Galicia y sedes en Madrid y Ciudad de México, suscribieron un acuerdo de colaboración para el desarrollo conjunto, comercialización y coproducción de proyectos de ficción televisiva de gran envergadura.

Con posterioridad, la firma Veralia Contenidos, vinculada al Grupo Vocento y asentada en España e Italia, se ha sumado a ese acuerdo que de esta forma pasa a ser tripartito y amplia su ámbito de actuación. El objetivo de esta alianza asentada en ambas orillas del Atlántico es sumar ideas, recursos e iniciativas para la coproducción de series y miniseries televisivas ambiciosas en sus planteamientos, excelentes en su realización y transversales en sus contenidos, de manera que sus historias sean susceptibles de apelar e interesar a los públicos de ambas de orillas del Atlántico.

veralia,-argos-madmex-d
Carlo Bosserman de Veralia, el productor mexicano Epigmenio Ibarra de Argos y Antón Reixa de MAD MEX Filmanova.

“Hasta el día de hoy, y al margen del mercado interior mexicano, nuestro ámbito prioritario de actividad han sido los USA. Es hora de ampliar nuestro mercado también a Europa”, ha manifestado Epigmenio Ibarra, fundador y presidente de Argos, que además ha añadido: “El mercado latino de Estados Unidos es el de mayor poder adquisitivo del mundo, y ese mercado en un 75 por ciento está integrado por mexicanos, salvadoreños, costarricenses, que forman parte del área de hegemonía cultural de México. Así que si quieres entrar en el mercado hispano de Estados Unidos la plataforma ideal es México. Producciones como ‘El señor de los cielos’ tienen mucho éxito en la noche de Estados Unidos y no sólo lo ven los hispanohablantes. Estamos hablando del mercado más importante del mundo”.

Historias como la del insólito y efímero imperio de Maximiliano en el México del siglo XIX o como la del dramático asesinato de Ignacio Ellacuría y otros jesuitas españoles en la guerra civil de El Salvador sostienen algunos de los proyectos desarrollados al amparo de este acuerdo y con ellas se pretende dar el salto al que se refiere Ibarra.

Por su parte, Antón Reixa, fundador y presidente de MAD MEX Filmanova ha declarado que considera “oportuno aplicar a la televisión el mismo modelo de coproducción que tanta diversidad y riqueza ha generado en la cinematografía internacional”. Reixa ha dedicado el último año a impulsar la internacionalización de su empresa con el foco puesto en Iberoamérica:  “Llevamos un año armando una estrategia internacional, sobre todo mirando hacia América Latina, a esto hay que sumarle que encontramos un apoyo importante en España gracias a Veralia. Creo que la compañía de Epigmenio Ibarra es la productora independiente más importante de México, ha cambiado todo el mundo de la telenovela y nuestro acuerdo es para hacer ficción semanal de alta calidad, pensando en el mercado latino y en el mercado hispano de Estados Unidos”.

Con sus proyectos compartidos, las tres compañías se dirigen a los más importantes canales de televisión de Latinoamérica, España, Portugal y el resto de Europa, así como a los más relevantes agentes de dichos mercados. Desde Veralia, su Director General, Carlo Boserman añade: “Aportamos a esta alianza empresarial una muy asentada cultura de compartición de talento y relación interterritorial entre distintos mercados europeos. Por nuestra historia y vocación, somos pioneros en este tipo de coproducciones entre varios países”. Para Boserman, la participación del productor y director gallego, Antón Reixa, ha sido fundamental para la entrada de Veralia en la Joint Venture:  “En Veralia conocemos a Anton Reixa desde hace mucho tiempo, y el hecho de que estuviera Argos en la joint venture nos hizo que nos embarcáramos en el proyecto con los ojos cerrados. Creemos mucho en las coproducciones, es parte del futuro de este negocio”.

Los tres proyectos que Argos, Mad Mex y Veralia presentan en esta edición del MIPCOM como primeros frutos de su acuerdo de colaboración son los siguientes: ‘Cortar el Puente’. En 1989, el sacerdote jesuita vasco Ignacio Ellacuría fue asesinado junto con otras siete personas por miembros de los escuadrones de la muerte salvadoreños. En medio de la ofensiva desatada por el FMLN, que tenía en su poder tres cuartas partes de la capital y la mitad de San Miguel, segunda ciudad del país, Ellacuría era el único hombre capaz de tender un puente entre las partes beligerantes. Esta miniserie de 6 capítulos de 45 minutos de duración cad uno parte de esos hechos para relatar una historia de guerra y esperanza que expone hechos reales a partir del relato de un testigo de excepción: el propio Epigmenio Ibarra, corresponsal en El Salvador en la época del conflicto bélico y conocedor directo de los protagonistas de esta historia, así de las víctimas como de sus verdugos.

‘Las Campanas de Querétaro’. Cuando en 1861 el presidente Benito Juárez suspende los pagos de la deuda externa del país, Napoleón III envía a México un ejército de ocupación con el fin de erigir allí una monarquía adicta al frente de la cual situará a Maximiliano, un Habsburgo que en 1864, y a título de emperador, llega a México en compañía de su esposa, la princesa Carlota Amalia de Bélgica. Del efímero Imperio Mexicano que Maximiliano regirá, de las innúmeras contradicciones que presidirán su relación de amor no correspondido con su país de adopción y de la singular relación afectiva que él y Carlota protagonizará es de lo que versa esta historia de amor y de guerra, de política y de locura, contada en 13 capítulos de 50 minutos de duración que se rodarán en escenarios tanto mexicanos como europeos.

‘Lázaro’. Un hombre despierta de un prolongado coma con todos sus recuerdos borrados. Llegó al hospital tras ser uno de los escasos supervivientes de un aparente accidente de aviación y todavía meses después la policía no ha sido capaz de identificarlo.Así arranca este thriller de 13 capítulos de 50 minutos cuyo protagonista, ese Lázaro que le da título, trabajaba como ingeniero informático para una entidad financiera multinacional en la que descubrió una gigantesca red de blanqueo de capitales. Bajo un sofisticado sistema, cientos de transacciones millonarias, diseñadas para borrar sus propias huellas, se efectuaban sin dejar rastro alguno. Esos flujos financieros llevaban directamente a los cárteles de la droga y a fondos de países no confiables sin que quedara constancia… salvo que alguien que conociese los entresijos del oscuro juego, como el propio Lázaro, decidiese levantarse y andar.

-Publicidad-

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.